Clasico Mundial

CLÁSICO MUNDIAL DE BEISBOL | En ruedas y disfrutando al máximo el beisbol

Una gran estrategia es la que le implementaron al inmueble

Joe González
Por Joe González
  • Estadio de los Charros de Jalisco sede de la primer ronda del Clásico.

    Estadio de los Charros de Jalisco sede de la primer ronda del Clásico.

El acceso al estadio de Charros de Jalisco es muy evidente, el inmueble es lo más cercano a un paraíso deportivo para las personas en sillas de ruedas.

Desde la puerta de ingreso al estadio se pueden ver dos enormes rampas que en forma de zig zag van llevando a sus espectadores hasta las zonas más altas del estadio, donde se encuentra un lugar reservado para sus fans más especiales.

Al borde del tercer piso se pueden ver una gran cantidad de personas como en todo el resto del estadio, pero la diferencia aquí es que hay un espacio grande entre asientos, espacios marcados para personas con discapacidades.

Dos butacas, dos espacios para sillas de ruedas, es el formato del balcón del tercer piso del estadio de Los Charros, de donde los aficionados pueden apreciar de una vista preciosa del terreno y de toda la acción del beisbol.

Pero, ¿cómo fue a ser un estadio tan amigable para las personas en sillas de ruedas?

Bien preparado


“Este estadio fue construido para el atletismo de los Juegos Panamericanos del 2011, pero también se llevaron a cabo los Juegos Parapanamericanos. La organización que rige ese evento indicó que el estadio debía tener todas las facilidades y accesos para personas con discapacidades, al igual que espacios privilegiados”, indicó José Luis Velazco, coordinador de comunicación de Charros.

Pero no solo son los lugares, sino que la organización de Charros se preocupó por tener espacios reservados para los autos de las personas en silla de ruedas.

Durante el Clásico Mundial solo el área del tercer piso está disponible para sillas de ruedas, pero durante la temporada de Charros hay espacios por primera base y tercera base también. Aunque para Carlos Ceja, un fan de Charros que disfrutaba del encuentro en la parte superior, la mejor vista y donde puedes ver cómodamente el juego es desde el tercer piso.

“La experiencia es muy agradable, me parece que los lugares son adecuados, solo que en la planta baja los espacios están en un pasillo y pasa mucha gente y pues obstruyen. Esta es la mejor vista en la zona de arriba”, mencionó Ceja. Un amigo de Carlos, Javier Silva, nunca dejó a su amigo en toda la noche, siempre disfrutando con su amigo el beisbol. Se paraba, se hincaba y hacía lo que podía para mantener algún nivel de comodidad.

A un lado de Carlos y su amigo se encontraba un hombre, Enrique Montbrún, y su hijo que lo acompañaba en su silla de ruedas.

Enrique y Enrique Alejandro Montbrún de Caracas, Venezuela.


Se podía notar cómo su hijo, Enrique Alejandro Montbrún, se emocionaba con cada buena jugada del equipo venezolano o cómo se enojaba cuando iban abajo en la pizarra, pues para este aficionado era su cuarto Clásico Mundial de Beisbol que disfruta con su padre viajando desde Caracas, Venezuela.

“El estadio es perfecto, fue pensado para discapacitados, tiene las rampas, los accesos, tiene todo lo que uno puede soñar para un discapacitado. Pero aún falta que la cultura cambie”, resaltó Montbrún. 

El comentario del aficionado de Venezuela se debió a que tuvieron muchas dificultades para poder estacionar su carro, debido a que presuntamente había carros estacionados en los lugares de discapacidad sin necesitar de ese espacio.

A pesar de ese problema, Montbrún indicó que de latinoamérica y Estados Unidos, a los que ha visitado, este es uno de los mejores.

"Los baños están perfectos, la atención fue muy esmerada y la gente es muy amable. Nosotros también hemos estado en varios estadios de latinoamérica y Estados Unidos, y le digo una de las grandes ventajas de este lugar es que hay un gran apreció por la población discapacitada."

Debido a que venían desde Venezuela, y no podían comprar los boletos en línea, tuvieron que hablar con uno persona para poder asegurar su espacio, un lugar que fue muy bien utilizado.

Para un amante del beisbol, la vista es de las mejores en todo el estadio y que mejor que para las fans que no pueden disfrutar de cualquier tipo de evento. Personas como Énrique Alejandro Mombrum y Carlos Ceja que son grandes aficionados del beisbol.

Al Bat

Comentarios