El Dugout

Héctor Santiago en obras benéficas

El lanzador se hace sentir y se solidariza con las nuevas generaciones.

Al Bat
Por Al Bat
  • Héctor Santiago muestra su gran corazón.

    Héctor Santiago muestra su gran corazón.

El abridor de los Angelinos, Héctor Santiago, te dirá con sinceridad que no era el pelotero más talentoso de su natal Newark, Nueva Jersey, aunque es el único en su grupo que llegó a jugar a nivel profesional.

"Hubo bastantes muchachos con los que crecí que tenían un mejor repertorio, que tiraban más fuerte, que le pegaban a la bola más lejos y corrían más rápido que yo", dijo Santiago, de ascendencia puertorriqueña. "Pero pienso que muchos de ellos se distrajeron".

Santiago espera cambiar eso para la próxima generación.

El zurdo de 27 años de edad ya es uno de los jugadores más bondadosos y agradables en el juego. También es un dos veces nominado al Premio Roberto Clemente, asiste a varios eventos caritativos, firma autógrafos para todos los aficionados, concede todas las entrevistas y dedica la mayoría de su tiempo fuera del terreno a obras benéficas.

 

Always taking time out for the kids

Una foto publicada por Hector Santiago (@hsfloor) el

Pero la gran pasión de Santiago se encuentra en el norte de Nueva Jersey, donde hace falta el béisbol y las drogas y las pandillas se han visto predominantes. El serpentinero quiere construir una instalación de béisbol bajo techo que los niños puedan usar durante todo el año con el fin de ser firmados, ganarse una beca o simplemente ocupar su tiempo de una manera productiva.

Santiago calcula que el proyecto será de casi US$2 millones.

Ya comenzó a buscar terrenos.

"Eso será de gran ayuda para la comunidad, porque tendremos unas instalaciones para invitar a los escuchas", explicó el padre de Santiago, Héctor. "En estos momentos, tengo casi 10 niños que pueden ser firmados. Pero no hay dónde puedan hacer una demostración. Lo podemos hacer en nuestro terreno, ¿pero quién quiere venir a vernos en un clima de 40º (Fahrenheit)? Con una sede bajo techo, tendremos algo donde podamos hacer demostraciones todos los días a cualquier hora. Y ésa es su meta".

En su infancia, Santiago se mantuvo enfocado con la ayuda de sus padres. También tuvo la ventaja de ser parte de un programa de Major League Baseball que ayuda a áreas marginadas. Pero el programa ya no está disponible en la ciudad natal del lanzador y ahora hay un gran vacío.

Las aspiraciones de Santiago de unas instalaciones bajo techo comenzaron después de su primer año en la Universidad Okaloosa-Walton College en Niceville, Florida. Santiago estaba buscando un terreno bajo techo para entrenar cuando regresaba a casa, pero las que existían habían cerrado.

"En aquel momento pensé que si llegaba a jugar en las Grandes Ligas y me podía asociar con alguien, lo haría", manifestó Santiago. "Aquella ha sido la meta desde entonces y está comenzando a hacerse realidad".

Santiago regresará al nordeste de los Estados Unidos para reunirse con sus representantes. Hablarán acerca de la próxima temporada y de cómo podrán darle inicio a la construcción de la instalación bajo techo.


 

Pero antes de eso, Santiago se casará. Últimamente ha pasado tiempo en Puerto Rico para ayudar a su prometida con los preparativos. También hizo una parada en Newark el fin de semana pasado. Y a última hora, su padre le pidió que compartiera tiempo con los cuatro hijos de un amigo.

Cuatro se convirtieron en seis, luego en 14 y, de repente, Santiago estaba realizando un evento completo. Su padre le dijo al grupo que solamente podía quedarse por una hora porque su hijo necesitaba viajar de vuelta a Puerto Rico.

"Héctor me hizo quedar mal porque se quedó por otra hora y media jugando con los muchachos", dijo el padre. "Pero así es él. Y siempre le digo que me encanta que él nunca se olvide de dónde viene".

Anaheim – MLB.COM 

Al Bat

Comentarios