El Dugout

Iván Rodríguez tendría un lugar reservado en Cooperstown

El turno le ha llegado al ex receptor puertorriqueño Iván "Pudge" Rodríguez

Al Bat
Por Al Bat
  • El receptor un prodigio detrás del plato.

    El receptor un prodigio detrás del plato.

Los Rangers tuvieron muy poca representación en la votación para el Salón de la Fama en su clase del 2016, cuyos resultados fueron revelados el miércoles, con Ken Griffey Jr. y Mike Piazza recibiendo el llamado al Templo de los Inmortales. El único pelotero en la papeleta de votación que jugó por los Rangers fue Sammy Sosa. El dominicano vio acción en 139 juegos por Texas al comienzo y final de su carrera, pero Sosa apenas pudo atraer el 7% de los votos para el Salón en su cuarto año en la papeleta.

Pero eso debería de cambiar la siguiente temporada cuando Rodríguez, quien se retiró después de la campaña del 2011, se una a los jardineros dominicanos Manny Ramírez y Vladimir Guerrero como debutantes en la papeleta de votación en 2017. El boricua podría convertirse en el segundo jugador en la historia - después de Nolan Ryan en 1999 - en ser llamado al Salón de la Fama como un Ranger.
 

"Creo que debería obtener el llamado en su primer año en la papeleta", dijo el ex jardinero de los Rangers, Rusty Greer. "Si observamos la forma en que trabajaba y todos esos años que le dedicó a la receptoría, eso para mí es digno de una elección en el primer año. Posiblemente sea el mejor receptor de la historia, o uno de los mejores dos o tres.

 

 

"Fue un gran compañero e hizo todas esas cosas pequeñas para ayudar a un equipo a ganar. Merece ser reconocido y recibir todos los elogios. Uno de los mejores de todos los tiempos".

Rodríguez, quien pasó 13 de sus 21 temporadas con los Rangers, tiene los argumentos necesarios para ser considerado por los votantes. Parece inevitable que un receptor quien constantemente ha sido comparado con Johnny Bench, Roy Campanella, Bill Dickey, Yogi Berra, Carlton Fisk y otros que ya han sido entronizados se les una eventualmente en Cooperstown.

Primero que nada, tenemos la defensa. Rodríguez ganó 13 Guantes de Oro, tres más que Bench para la mayor cantidad en la historia en esa posición. Mucho de ello se debió a su tremendo brazo y pies rápidos que a menudo lo ayudaron a poner fuera a corredores tratando de robarse una base. El boricua lideró la liga en esa categoría en nueve ocasiones.

Luego está el promedio Total Zone Runs, que mide el número de carreras por encima o por debajo del promedio que un jugador mereció a la defensiva. Rodríguez encabezó la liga en esa categoría nueve veces, y sus 166 carreras totales son la mayor cifra para todos los receptores.

 



Rodríguez, considerado en el inicio de su carrera como un jugador prodigio a la defensiva, también se convirtió en un sólido bateador. A lo largo de su carrera, promedió 86 carreras anotadas, 36 dobles, 20 jonrones y 85 carreras empujadas por cada 162 juegos. Terminó con un promedio de bateo de por vida de .296, un porcentaje de embasarse de .334 y .464 de slugging.

Rodríguez fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1999 mientras jugaba por los Rangers cuando bateó para .332 con 116 carreras anotadas, 35 cuadrangulares y 113 carreras empujadas. Tras dejar a los Rangers en 2002, ayudó a los Marlins a conseguir un título de Serie Mundial la temporada siguiente y fue el JMV de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. También fue el receptor de los Tigres cuando llegaron a la Serie Mundial en 2006.

 Tom Grieve, quien fue el gerente general de los Rangers cuando Rodríguez hizo su debut en Grandes Ligas en 1991 comentó:

"Cada año cuando observas a los candidatos, algunos de ellos han tenido carreras sólidas, pero no tienen la talla para llegar al Salón de la Fama, luego aparecen cinco o seis candidatos que podrían tener los argumentos necesarios para ser inmortalizados. Luego tenemos a los que no tienen ciencia, y Pudge es uno de ellos".

 

Estados Unidos – Lasmayores.com

¿Merece el receptero ser un inmortal en Cooperstown?

 

Al Bat

Comentarios