Las Mayores

Joakim Soria listo para enfundarse la casaca de los Reales

El serpentinero se muestra agradecido con la directiva Real por la confianza que le han brindadado

Al Bat
Por Al Bat
  • El serpentinero se muestra contento por su regreso a Kansas City.

    El serpentinero se muestra contento por su regreso a Kansas City.

Cuando el gerente general Dayton Moore tomó las riendas de los Reales en el 2006, entre sus prioridades estaba armar un bullpen intransitable.

Para un equipo en proceso de reconstrucción, tomar ventaja en los partidos iba a ser bastante difícil, razonó Moore, y era preciso proteger las ventajas y convertirlas en triunfos.

Por más de cuatro años, el encargado de proteger las ventajas del equipo de Kansas City era el diestro Joakim Soria, quien fue seleccionado por los Reales en el draft de la Regla 5 antes de la temporada del 2007. Del 2008 al 2010, el mexicano fue uno de los cerradores más dominantes en Grandes Ligas. En ese tramo, registró efectividad de 1.84 con 115 rescates.
 

 

"Nuestros buenos cuerpos de relevistas comenzaron con Joakim y el tono que él sentó", dijo Moore. "Era su aplomo, la consistencia y la eficacia de sus lanzadores y su habilidad para retirar los bateadores".

Pero el codo de Soria lo traicionó en el 2011 - como lo hizo el codo de Greg Holland el año pasado - y en abril del 2012, Soria se sometió a una cirugía Tommy John por segunda vez. Luego de que Soria emprendería una rehabilitación esa temporada, los Reales rechazaron su opción para la siguiente temporada.

Moore quería retener a Soria, pero las partes no lograron llegar a un acuerdo y el serpentinero decidió probar suerte en el mercado de agentes libres antes de firmar con los Rangers.
 

Pero de muchas maneras, dijo Soria, su corazón siempre estuvo en Kansas City.

"Tengo una buena relación con Dayton", dijo Soria durante el festival invernal del club. "Me fui, o mejor dicho, me tuve que alejar de la organización. Pero la partida fue amistosa. No hubo peleas ni discusiones".

Y Soria nunca se olvidó del club que le permitió llegar a Grandes Ligas.

"Fue el equipo que me dio la oportunidad", dijo el mexicano. "Soy fiel y lo agradezco".

Dicha lealtad y agradecimiento guiaron a Soria de regreso a los Reales. En diciembre, las partes acordaron un contrato de tres años y $25 millones de dólares.

"Nos alegra mucho tenerlo de regreso", dijo Moore, "y lo mejor de todo es que dijo, 'Miren, úsenme en el rol que quieran'".

Soria empezará turnándose con el dominicano Kelvin HerreraLuke Hochevar y al taponero Wade Davis, quien probablemente necesite descansar de vez en cuando luego de una carga pesada en el 2015 que incluyó un título de Serie Mundial.
 

"Es preciso tener profundidad porque los muchachos se van a desgastar o necesitar descanso", dijo Moore.

Antes de que Soria se marchara en el 2013, se le conocía como uno de los taponeros más engañosos de Grandes Ligas; los bateadores solían quejarse que su recta de 92 millas por ahora aparentaba ser de 98.

De su parte, Soria considera que sigue siendo el mismo lanzador de siempre, quizás con más astucia.

"Con el tiempo, te vuelves más sabio", dijo. "Pero soy el mismo muchacho - el mismo material, los mismos pitcheos, la misma velocidad, todo. No soy un pitcher que tira a 100 millas por hora. Ellos tienen de esos".

Estados Unidos – Lasmayores.com 

 

¿Podrá el mexicano hacer un buen papel esta campaña?

Al Bat

Comentarios

Standings