Las Mayores

José "Cafecito" Martínez tiene en la mira a Grandes Ligas

El jardinero no pierde la esperanza de poder jugar un beisbol de mayor exigencia

Al Bat
Por Al Bat
  • El venezolano podría tener las puertas abiertas con la baja de Jarrod Dyson en los jardines.

    El venezolano podría tener las puertas abiertas con la baja de Jarrod Dyson en los jardines.

El jardinero venezolano de los Reales, José "Cafecito" Martínez, responde orgullosamente a su apodo desde niño.

El apelativo es un tributo al padre de Martínez, el fallecido ex ligamayorista Carlos "Café" Martínez, y es uno de los sobrenombres más populares en Venezuela.

También ha cobrado mucho significado este mes.

Martínez, quien firmó con los Reales como agente libre de liga menor previo a la campaña pasada después de pasar casi una década en las organizaciones de Medias Blancas y Bravos, todavía anhela una oportunidad de jugar en Grandes Ligas.

"Espero que sea este año, pero primero necesito dejar una buena impresión y demostrar que estoy aquí para trabajar", expresó Martínez, de 27 años de edad. "Voy a tratar de aprovechar cada oportunidad que me den".

Martínez está compitiendo por un rol de jardinero reserva y podría recibir algunos turnos al bate con el equipo grande debido a la reciente lesión del jardinero derecho Jarrod Dyson.

 

"Cuando firmé con los Reales, me hice a la idea de que llegaré a Grandes Ligas por mi padre, por mi familia, por mi país y por todos los que me han ayudado a llegar hasta aquí", relató Martínez. "Espero poder llegar tan pronto posible, pero lo único que puedo controlar es qué tan duro trabajo y qué tanto me esfuerzo".

Martínez tuvo una temporada revelación en el 2015, cuando se adjudicó el título de bateo de la Liga de la Costa del Pacífico con promedio de .384 por Triple-A Omaha. No contento con lo que había logrado en el verano, Martínez bateó para .317 en la pelota invernal de Venezuela hasta el mes de enero.

El mes pasado, Martínez tuvo promedio de .480 con un doble, dos triples, un jonrón, siete carreras anotadas y siete remolcadas durante la Serie del Caribe celebrada en Santo Domingo. Con dicha actuación, fue nombrado Jugador Más Valioso del torneo.

Martínez atribuye sus éxitos en el plato a un mejor enfoque mental, junto a las influencias del cañonero venezolano Alex Cabrera, el coach de bateo en Omaha Tommy Gregg y a su tío Rómulo Martínez, un ex pelotero profesional en Venezuela y actual coach de bateo de los Toros de Tijuana en la Liga Mexicana de Béisbol.

"Sólo trato de seguir haciendo lo que he venido haciendo todo el año", comentó Martínez. "En lo que va del año me he alejado del terreno por una sola semana, pero aun así estuve trabajando en el gimnasio y manteniendo mi rutina. No puedo darme el lujo de descansar. Me siento bien y quiero seguir a este ritmo".

Lo que está por verse es si Martínez entrará en los planes de Kansas City para esta temporada.

Los Reales utilizarán a Alex Gordon en el jardín izquierdo y a Lorenzo Cain en el central durante la campaña regular. El club podría irse con el brasileño Paulo Orlando en la pradera derecha, lo que dejaría a Martínez compitiendo con un grupo que incluye a Reymond FuentesBrett Eibner, y Travis Snider por el rol de jardinero reserva.

Dyson estará fuera de acción durante al menos seis semanas con un tirón en el costado derecho.

"Martínez tuvo un gran año en Triple-A y estoy ansioso por verlo jugar", dijo el piloto de los Monarcas, Ned Yost. "Le ha ido muy bien hasta ahora. Ha lucido con el bate y ha exhibido una sólida defensa en el jardín derecho. También lo hemos probado en la inicial. Ha hecho un gran trabajo en la primera base. Hasta ahora me ha impresionado".
 

Lo que sí está definido son los orígenes del "Cafecito". Carlos "Café" Martínez fue una estrella en Venezuela y jugó en partes de siete temporadas por los Medias Blancas, Indios y Angelinos a partir de 1988. El hermano menor del "Cafecito", Teodoro, de 23 años, firmó con los Rangers en el 2009 y pasó siete temporadas con la organización. Vio acción en ligas menores de los Yankees el año pasado y hasta ahora sigue sin firmar.

Carlos Martínez, el único miembro de la familia que ha jugado en la Gran Carpa, falleció en el 2006 tras padecer cáncer en el estómago. Su muerte conmovió a toda la comunidad beisbolera en Venezuela.

"Han pasado 10 años y sigue siendo difícil", lamentó Martínez. "Mi padre era todo para nosotros. Pero su partida también me ha motivado a trabajar duro y tratar de llegar a Grandes Ligas. Así es la vida, tienes que seguir trabajando y luchando. Sé que a mi padre no le hubiera gustado que yo me rindiera; por eso seguiré luchando hasta que lo logre".

Estados Unidos - Lasmayores.com

¿Podrá el venezolano jugar este año el beisbol del máximo nivel?

Al Bat

Comentarios

Standings