Las Mayores

Se estremece beisbol cubano con deserción de los Gourriel

La decisión de los hermanos Gourriel es un duro golpe para los esfuerzos de Cuba por evitar la partida masiva de sus jugadores

Al Bat
Por Al Bat
  • Yulieski y Lourdes Gourriel desertaron para buscar un lugar en Grandes Ligas

    Yulieski y Lourdes Gourriel desertaron para buscar un lugar en Grandes Ligas

La máxima estrella del béisbol cubano Yulieski Gourriel y su hermano Lourdes abandonaron la madrugada del lunes el equipo isleño que participó en la Serie del Caribe disputada en la capital dominicana con la aparente intención de buscar fortuna en las grandes ligas estadounidenses.

La noticia, que se regó como pólvora en la República Dominicana, fue confirmada por el diario oficial cubano Granma, que dijo en su edición digital que los hermanos se habían ido del hotel de la delegación "en horas de la madrugada... en franca actitud de entrega a los mercaderes del béisbol rentado y profesional".

Tan inesperada fue la salida de los Gurriel que Granma había ilustrado su edición de este lunes con una foto a dos columnas de Yulieski.
 


La decisión de los hermanos Gourriel es un duro golpe para los esfuerzos de Cuba por evitar la partida masiva de sus jugadores, a muchos de los cuales ya ha autorizado a jugar en el exterior en el marco de una serie de reformas para revitalizar su economía prevenir la partida de sus talentos. Pero todavía no pueden firmar con equipos de Estados Unidos porque sigue vigente el embargo comercial estadounidense sobre la isla.

Para el historiador y experto en béisbol cubano Ismael Sene, la actitud de los hermanos Gourriel es un golpe "indiscutible".

"Entre 2014 y 2015 alrededor de 220 jugadores han abandonado el país, pero desde que abandonó el país José Ariel Contreras allá por el 2000 no había una salida del país que golpeara al béisbol como esta", explicó Sene a la AP en una entrevista telefónica.

Sene consideró a Yulieski como una estrella y a su hermano Lourdes como una promesa.
 


"Nadie se esperaba esto", dijo Sene, quien opinó que si no se normalizan las relaciones con el béisbol de los Estados Unidos, la pelota cubana seguirá desangrándose por la partida de jugadores que no regresan a jugar a la isla.

El propio Gourriel ya había jugado afuera como parte de un experimento para evitar que los jugadores corten los lazos con Cuba. En el 2013 firmó un contrato por un año y un millón de dólares con el equipo de Yokohama de la liga japonesa y una vez finalizada esa temporada se reincorporó a su novena en La Habana.

Pagó sus impuestos en Japón, le dio un 10% de sus ingresos a la federación cubana, que actuó como su agente, y se quedó con el resto.

El equipo japonés rescindió su contrato porque el jugador le dijo que estaba lesionado y que quería quedarse en Cuba para recuperarse.

Yulieski, de 31 años, ha sido uno de los jugadores cubanos más codiciados por las Grandes Ligas desde que participó en el primer Clásico Mundial de Béisbol en el 2006.

Había sido elegido como el mejor intermedista del torneo, que reunió a los campeones de México, Puerto Rico, Venezuela, República Dominicana y Cuba.

Lourdes, de 22 años, es el menor de la familia y también un jugador del cuadro destacado.

Ambos hermanos son hijos de una leyenda del béisbol cubano muy apreciado por la afición en la isla y también llamado Lourdes, de 58 años, que figura entre los 20 mejores de la historia en promedios, jonrones, dobles, hits, bases totales y recorridas. También se convirtió en manager.
 


Yulieski estuvo envuelto el año pasado por semanas en rumores de deserción, sobre todo cuando se observó que no se presentó por mucho tiempo a los entrenamientos de su equipo Industriales de la capital. Tampoco respondía al teléfono, ni se reportó lesionado, ni se publicaba su nombre en medios de prensa especializados en la isla, de corte oficial.

Pero tan mágicamente como desapareció volvió a los entrenamientos un mes después, la prensa comenzó a hablar de él y fue incluido en el equipo que viajó a Dominicana.

Consultadas por AP, las autoridades cubanas no hicieron comentarios sobre la situación.

Cientos de escuchas de Grandes Ligas se dieron cita a cada uno de los partidos de Ciego de Ávila en la Serie del Caribe, donde los cubanos apenas ganaron un partido.

Las autoridades de Cuba y Estados Unidos están trabajando en un arreglo que permita a los peloteros cubanos firmar con clubes de las mayores sin violar las leyes, que actualmente lo impiden por el embargo comercial de Estados Unidos hacia Cuba. Las dos naciones han iniciado un acercamiento, pero el embargo todavía no ha sido levantado.

¿Hicieron bien los hermanos Gourriel en desertar?

Estados Unidos – AP

Al Bat

Comentarios

Standings