LMP

* El regreso de Juan José Pacho

Juan Ángel Ávila
Por Juan Ángel Ávila

A mí siempre me ha gustado la forma de ser, de jugar y de dirigir que ha tenido Juan José Pacho. Puedo decir que “el método Pacho” le funciona de maravilla a los rojos.

Venados aplicó una fórmula conocida en la segunda vuelta trayendo al mánager que les dio el bicampeonato, el único en la historia de la franquicia.

El número uno de uniforme es inconfundible con los porteños, quizás la figura más emblemática de los Venados en su historia. Como jugador fue un deleite por su estilo particular de defender en el short stop, siempre en el lugar exacto, sin hacer de más, pero siempre gozando del deporte.

Se nota que está disfrutando lo que hace. Él es así. Es buena persona, se entrega a su profesión y a su gran inspiración, que es su familia.

“Mi esposa y uno de mis hijos están aquí conmigo. El mayor se encuentra trabajando y se tuvo que quedar en Mérida”, nos comentó Pacho mientras su mirada brillaba al hablar de los suyos.

Esa alegría y gusto por lo que hace siempre la ha puesto en su forma de conducir un plantel. Es un mánager muy querido por sus jugadores, tiene esa inteligencia y tranquilidad para llevar las riendas que provocan muy buen ambiente.

Recuerdo que en su primer paso por Venados lucía sonriente fuera cual fuera la situación. Entendió muy bien que jugar profesionalmente es un privilegio y que pocos tienen el talento para hacerlo por varios años.

Disfrutar el beisbol es una prioridad del ahora mánager porteño.

El yucateco no se imaginaba de regreso con los Venados luego de que este receso invernal estuvo dirigiendo en liga meridana.

“Nunca me imaginé siquiera dirigir a Venados, sobre todo en el momento que los vine a tomar en la primera etapa”, señaló al recordar aquella campaña 2004-2005, en que tuvo que relevar a Dan Firova y culminó con la coronación en liga y Serie  del Caribe.

Pues ha pasado el tiempo y ya es con 128 triunfos en temporada regular el mánager que más ha ganado en la franquicia, superando a Lorenzo Bundy y a Carlos Paz.

Ahora tiene en sus manos un buen reto con un club que provee buen pitcheo abridor y excelente defensa. En esto último, Pacho tuvo maestría, pero a diferencia de los clubes de hace 10 campañas que dirigió, estos nuevos Venados que tiene en sus manos cuentan con mejor ofensiva.

DAN PELEA LOS CHARROS PERO...

Contrario a lo que se pensaba, no se descompuso el pitcheo de Charros en el frío de Mexicali. Terence Marín no lució mal, Michael Nix desentonó pero el relevo se vio bien y todo fue ante los dos más firmes candidatos al premio de lanzador del año: Javier Solano y Héctor Daniel Rodríguez.

Pero para ganar hay que anotar, y la ofensiva de Jalisco ha bajado de intensidad salvo Álex Liddi, que los ha “cargado”.

Entre “Cacao” Valdez, Amadeo Zazueta y Miguel Olivo van de 23-2, para ser los dos imparables del campeón bateador Valdez.

Con todo y las bajas que han tenido cuentan con buen line up. Muy competitivo.

Su ofensiva va por el “ahora o nunca” en el regreso a casa, porque si no estarán en riesgo de que la gran temporada que se esperaba quede en una amarga experiencia.

Al Bat

Comentarios