LMP

Ahora les toca a los Gigantes porque este 2016 es año par

Juan Vené
Por Juan Vené

“Mientras más la quieres más le temes… ¡¿o no?”… José Alfredo Jiménez.-

-o-o-o-o-o-

Las puertas del campo de entrenamientos de Scottsdale, Arizona, se han abierto con especial optimismo. Y es lógico que todos los campos comiencen sus actividades con optimismo, puesto que los 30 equipos están en primer lugar.

Lo de “especial” es porque el mánager Bruce Bochy y su gente han ganado las Serie Mundiales en los tres últimos años pares, en 2010 a los Rangers en cinco juegos, 2012 a los Tigres en cuatro, y 2014 a los Royals en siete. Es decir, en esos tres clásicos del otoño han ganado 12 veces, frente a apenas cuatro derrotas. Y estamos en 2016.

“Noooo… no soy supersticioso, esto de los años pares ha sido una casualidad y nada más” dijo Bochy ayer rodeado de reporteros, “si queremos ganarlo todo otra vez tenemos que hacer las cosas mejor que los otros equipos”.

Y es lo que han tratado, al invertir durante el invierno 326 millones de dólares en cuatro peloteros, 251 millones en los agentes libres Johnny Cueto (pitcher), Jeff Samardzija (pitcher) y Denard Span (outfielder), y otros 75 millones para extender el contrato del shortstop Brandon Crawford.

Ganar en Grandes Ligas exige perfección en cada jugada. Cualquier fallo puede costar el título. Sin embargo, la experiencia de 145 temporadas de Grandes Ligas, desde 1871, habla de ciertos detalles de los equipos con mayores aspiraciones. Por ejemplo, si un club posee una buena línea central, tiene mucho chance. Y los Gigantes se ven imponentes por esos rumbos, con Buster Posey, para muchos el mejor receptor de las dos Ligas; Crawford como shortstop, en segunda Joe Panik, y en el centerfield, Span.

Otro grupo estelar es la rotación, encabezada por Mádison Bumgarner, quien apenas ha cumplido 26 años; seguido por Cueto, Samardzija, Jake Peavy y Matt Cain. Y los cerradores, Sergio Romo y Santiago Casilla.

Sííí, todos se preparan lo mejor que pueden, pero en Grandes Ligas y en todo el beisbol profesional, las cosas van según las lesiones respeten al róster. Por eso, muchos equipos son vencidos por sus propios lesionados.

RETAZOS.- ** Algunos bigleaguers parecen odiar en vez de amar a sus mujeres, y por eso las golpean, las halan por los cabellos como barriendo el piso o al estilo de José Reyes (dominicano, Rockies), acusado de golpear una ventana de cristales con la cara de ella varias veces. El comisionado Rob Manfred, está por suspender sin sueldo por 46 o más días a Reyes, a Aroldis Chapman (cubano, Yankees) y a Yasiel Püig (cubano, Dodgers), todos por violencia doméstica. José Reyes, además, puede ser castigado por las autoridades de Hawai, donde ocurrió la presunta agresión… ** ¡Qué manera de dilapidar la fuerza bruta, la fama, la riqueza en dólares y las condiciones físicas para el beisbol!… ** ¡Qué manera de quererte, qué manera!…

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

@juanvene5

jbeisbol5@aol.com

Al Bat

Comentarios