LMP

*Las formaciones defensivas

Juan Ángel Ávila
Por Juan Ángel Ávila

No se sabe la fecha exacta en la cual a algún manager se le ocurrió por primera vez colocar de forma diferente a los fildeadores del cuadro. El poner a tres de un lado o dos y dos bien recargados. Parece que eso viene de tiempos lejanos.

Se popularizó en un doble juego entre Indios y Medias Rojas. El tremendo bateador Ted Willams tuvo gran jornada matutina al pegar tres jonrones e impulsar ocho carreras en el triunfo de Boston 11-10. El segundo juego lo inició bateando un doblete, lo que provocó un movimiento defensivo inusual del manager Lou Boudreau.

Fue así como al estar desesperado el piloto de la tribu ordenó a su primera, segunda y shortstop además del tercera base a jugar bastante recargados, casi pegados uno del otro en el lado derecho del cuadro. Dejó descubierto el lado izquierdo.

Así comenzó a llamarse “movimiento Boudreau” o “movimiento Ted Williams” pero se sabe que unos veinte años antes se llegaron a formar también de un lado los jugadores de cuadro contra jugadores cañoneros de esa época como Cy Willams y Ken Williams.

Hoy en día se emplea esto de forma constante en todas las ligas. Hay clubes que tienen departamentos especializados en estadísticas basadas en el éxito o fracaso de estas formaciones.  Todos esos análisis se los entregan a los manejadores quienes los emplean con los bateadores analizados.

Joe Maddon, en Tampa Bay, fue el primer manager en nuestro tiempo que “revivió” este estilo de defender. No fue casualidad que los Rayos sean de los clubes que más análisis estadístico utilizan en los juegos. Seguramente Maddon recibió la información de cada bateador, a donde dirigían de manera más continua sus batazos.

El comisionado Rob Manfred no gusta mucho de esta idea. Ha pensado incluso en deshacer esta posibilidad, que los cuatro hombres del infield queden donde están y no puedan irse al otro lado de esa zona del campo.

Yo creo que estas formaciones son muy buenas. En la Mexicana del Pacífico Benjamín Gil tuvo la idea de ponerlas en práctica en cada juego. Le resultó muchas veces pues fue campeón.

El bateador se tiene que adaptar como la misma formación se ha adaptado con el paso del tipo como poner al segunda base enfrente del jardinero derecho, eso sí no se veía en los años cuarenta cuando bateaba Ted Williams.

Que si funciona o no para todos los equipos eso es muy difícil de saber, lo cierto es que como lo mencionó Lou Boudreau en su autobiografía: “Más que una victoria táctica, la formación defensiva es un triunfo sicólogico”, refiriéndose a que poniendo de esa forma especial el fildeo confunde muchas veces a los bateadores.

UNOS REALES MONARCAS

Fuera de números y todo lo que rodea el beisbol hoy en día, la victoria de Reales es el triunfo del buen jugar. De nunca darse por vencido.

Años tuvieron que pasar para que Reales volviera a contender y como bien lo dijo el “arquitecto” de esto, el gerente Dayton Moore, se ocupa un dueño que crea en el proyecto.

Reales de Kansas City se lleva la corona con buen pitcheo, buena defensa, bateo disciplinado y arriesgado pero calculado corrido de bases.

Al Bat

Comentarios