LMP

¿Novato del Año para los Venados?

Miguel Osuna
Por Miguel Osuna

Antes que todo, ¡muy buenos días! Faltan más de 25 partidos del calendario regular y, por obviedad, resulta prematuro garantizar que el trofeo Baldomero “Melo” Almada aterrizará en Mazatlán, pero es muy, muy probable.

El Novato del Año, ese galardón que entrega la Liga Mexicana del Pacífico al mejor jugador debutante, o con una mínima cantidad de apariciones al bat o desde el montículo, a la distancia se ve de color rojo. Y es que hay dos jugadores de los Venados -de hecho son tres- que tienen grandes méritos para ganarlo.

Esteban Quiroz lleva mano. Desde la edición anterior mostró muy buenas hechuras con los Yaquis al terminar con porcentaje superior a los .300. Tuvo apenas 51 turnos legales, cifra que le permite contender por el premio en una carrera que, de momento, lo tiene con muchos metros de ventaja sobre los demás suspirantes.

Quiroz se mantiene con el mejor promedio de los rojos (.333), empata como líder productor (22) y es sublíder en jonrones (3). Son números inmensamente superiores a los que en su momento fijaron Armando Valenzuela y Francisco Córdova, dos de los ganadores del premio en la historia del club porteño.

Otro candidato, aunque con varios asegunes, es José Hernández Urquidy, quien dejará al equipo el próximo lunes y eso seguramente lo sacará de la contienda.

El mazatleco tiene seis aperturas y un relevo con fantástica efectividad de 1.65. Su relación bases-ponches impresiona porque abanica a nueve por cada pasaporte (18-2). Si lanzara toda la campaña el galardón estaría a su alcance y quizá hasta la corona de carreras limpias admitidas. Pero Houston ya lo requiere y donde manda capitán...

Hay otros fuertes rivales para Quiroz, como su compañero Carlos Muñoz (.303, 4 hr y 20 cp); Ramón Urías (.370, 12 cp) y Efrén Delgado (2-2, 2.87) de Mexicali; Víctor Arano (3-0, 0.93), de Obregón; y Carlos Bustamante (2.95 y 7 sv), pero ninguno equipara las credenciales del segunda base de los Venados

Al Bat

Comentarios