LMP

Óscar Robles llega a los mil hits con 20 años de carrera

La cifra mágica de cualquier pelotero indiscutiblemente es la de los 1000 hits, cantidad que pocos logran en la Liga del Pacífico.

Yesenia Torrecillas
Por Yesenia Torrecillas
  • El pelotero esperaba conectar su hit mil en presencia de su familia.

    El pelotero esperaba conectar su hit mil en presencia de su familia.

El gran momento llegó, Óscar Robles ha entrado al selecto grupo de peloteros en conectar mil hits en la Liga Mexicana del Pacífico. La noche del 10 de diciembre quedará grabada en los aficionados; octava entrada, entra al montículo Iván Salas por los Charros, cuando el oriundo de Tijuana conectó su tercer imparable del juego para así alcanzar la cifra mágica.

Tuvieron que pasar dos décadas de aquel 1995 en que el veterano fue el Novato del Año con los Algodoneros de Guasave para que se convirtiera en una leyenda con el madero en la pelota invernal.


Sólo 13 beisbolistas aparte de él han logrado la hazaña, siendo el más reciente Ramón Orantes, quien lo hizo el pasado 15 de noviembre y hoy suma 1,014  en su haber.

Héctor Espino (1,824), Matías Carrillo (1,486), Alfonso Jiménez (1,339), Juan Navarrete (1,271), Francisco Estrada (1,268), Aurelio Rodríguez (1,175), Jesús Sommers (1,073), Alonso Téllez (1,056), Francisco Rodríguez (1,037), Daniel Fernández (1,028), Andrés Mora (1,015) y Cornelio García (1,011) son el resto de los históricos.

La marca.

Cabe mencionar que probablemente el zurdo sea el último bateador en activo en muchos años que veamos que llegue al millar de imparables en este circuito, pues la lista es larga y no hay jugador que amenace pronto en llegar a dicha marca, así que este momento, sin duda, prevalecerá por buen tiempo en la memoria de la fanaticada.

“Les agradezco por su apoyo, estoy muy contento, desde que empezó la temporada y escuché la noticia de que me faltaban 52 hits para llegar a los mil, empecé a pensar en eso, afortunadamente cayó, ya puedo relajarme un poquito más, yo creo que lo más importante fue el triunfo de nuestro equipo, para seguir peleando hasta el último”, compartió después del glorioso momento.

Robles ha tenido una motivación muy importante en su vida, su madre, por ende, antes de que ella falleciera, le prometió que algún día alcanzaría el mejor beisbol del mundo, objetivo que conquistó, lo que sigue es dejar huella y qué mejor que en su país. Además, de que hasta el cielo le dedicó este imparable, ya que sin ella no hubiera podido estar en este deporte.

Segundo tomatero.

Robles, es el segundo guinda en la historia en lograr esta hazaña, el legendario Francisco PaquínEstrada, fue el primero en hacerlo el 16 de octubre de 1982.

“Es un honor, desde que llegué a Culiacán, yo lo dije, toda mi carrera, yo había querido jugar aquí y más ahora que sé que solamente “Paquín” y yo lo hemos hecho de la ‘nación guinda’. ¿Qué les puedo decir?, estoy encantado de la vida y agradecido con Dios”

-- Óscar Robles

 

“Yo quería pegar el hit en culiacán, me hubiera gustado que estuviera mi familia, pero ese hit va para mi señora madre que está en el cielo”

--Óscar Robles

En su último turno al bat, Óscar pensó que el momento no llegaría, pero afortunadamente se dio.

Por último, dijo sentirse muy satisfecho con lo que ha conseguido para todos los clubes a los que ha pertenecido, y que la forma de regresárselos es jugando con amor a la camiseta como lo ha hecho siempre y dándole un buen espectáculo a su afición.

 

Al Bat

Comentarios