LMP

Por qué la grama y sus formas en los estadios de beisbol

Juan Vené
Por Juan Vené

“Frase que nunca has leído, ni volverás a leer…: “Esa es una familia pobre, pero muy deshonesta”… Yatuny Lagueles.-

-o-o-o-o-

Hoy es Día del Correo, como todos los martes. Por favor, manden nombre, apellido y lugar desde donde escriben. Muchas gracias.

José E. Rovirosa, de Villahermosa, coopera para atender a un lector…: “A tu respuesta para Cheche Romero, de Holguin, Cuba, sobre el robo de tercera base, agrego que mejor si el bateador es derecho, porque estorbaría al catcher para el tiro, si es zurdo le deja totalmente libre el campo de acción”.

Amigo Pepe…: Muy buena observación. Muchas gracias.

Feliciano Díaz, de Lagos de Moreno, pregunta…: “¿Por qué no incluye a Rod Carew entre los completos de la historia, y otros columnistas de Jalisco sí lo mencionan?”.

Amigo Chano…: A Carew le faltaron tres de las habilidades necesarias, no tenía poder al bate (92 jonrones en 19 temporadas, menos de cinco por año), su brazo era débil y sus manos no eran de calidad. Fue muy buen bateador de contacto y excelente corredor de las bases. Pregúntales a esos columnistas, cuántas veces vieron jugar a Carew en un estadio, no por televisión. Y entonces hablaremos.

Carlos González, de Barquisimeto, pregunta…: “¿Por qué una parte del campo para jugar beisbol es cubierta con grama, natural o artificial, y no otra área del infield, más la zona de seguridad?”.

Amigo Chalo…: El beisbol comenzó como un juego rural, sobre terrenos totalmente cubiertos por vegetación. Pronto, por razones naturales, donde se movían los infielders, el catcher y el pitcher, desaparecía el verdor. Cuando se comenzaron a preparar estadios para el espectáculo, se tomó en cuenta esta realidad, y de una vez dejaron sin grama esos sectores. En cuanto a la zona de seguridad, la razón es otra. Los outfielders en busca de los flies hacia atrás, no pueden ver por donde corren, pero al acabarse la grama, pisan diferente y se dan cuenta de que están cerca de las bardas. Por ese se le llama “zona de seguridad”. Te informo que la grama artificial ha desaparecido casi totalmente, porque destroza rodillas y tobillos.

Oscar Palacio, de Puerto Peñazco, opina y pregunta…: “Parece que el beisbol y sus dueños están volteando hacia el sur. Me da la impresión que no hay peloteros japoneses en el radar de los dueños de los equipos de las Mayores. ¿Cómo la ve Usted?”.

Amigo Caro…: La veo diferente a tí. Cada vez vienen más japoneses a las Grandes Ligas, la mayoría muy buenos, pero llegan después de jugar en Japón 10 o más temporadas, por lo que la permanencia aquí es corta. Durante mucho tiempo no hubo bigleaguers japoneses después del primero, el pitcher zurdo Masanori Murakami (Gigantes), en 1964 y 1965. Ahora recuerda, la temporada japonesa se celebra al mismo tiempo que las Grandes Ligas, durante el verano, y allá les pagan muy buen dinero.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

Al Bat

Comentarios