LMP

Temporada con broncas al por mayor en la LMP

La máxima instancia de este circuito, representado por Omar Canizales, dijo que  trabajan en que este tipo de problemas disminuyan, sin embargo este año los ha rebasado

Al Bat
Por Al Bat
  • Alex Sanabia en la primer bronca de la temporada

    Alex Sanabia en la primer bronca de la temporada

Sin duda, la temporada 2015-2016 de la Liga Mexicana del Pacífico será recordada por haber sido muy intensa, en la que los ánimos de los equipos han estado por demás encendidos, pues ya han sido varias ocasiones en que se han vaciado las bancas, lo cual es un espectáculo grotesco para los aficionados en un ambiente que defiende tanto el sentido familiar.

Si bien, es cierto que el beisbol es un deporte de orgullo, que se maneja bajo las famosas reglas no escritas, la violencia nunca será justificación alguna y menos cuando los humos han rebasado hasta meterse con el público, situación que hemos visto desafortunadamente este invierno

“Entendemos que eventualmente la adrenalina, las ganas de ganar, algunas veces las frustraciones propias de un juego, te llevan a tener reacciones que una vez pasado el momento se enfrían. Nosotros tenemos un reglamento de trabajo en el que nos apegamos para marcar las sanciones, y todo aquello que hasta este momento ha requerido de una sanción y que está acorde a las reglas no escritas, se ha aplicado”, declaró Omar Canizales, presidente de la LMP vía telefónica desde Guadalajara a EL DEBATE.


Canizales agregó que las medidas se van a seguir optando y reforzando, sin embargo no descarta que estos conatos de pleito continúen presentándose, ya que son “parte del juego”.Castigos.Las sanciones que se han aplicado hasta la fecha han sido las suspensiones por 3 días sin goce de sueldo para los jugadores Luis Juárez y Orlando Lara, de los equipos Águilas de Mexicali y Charros de Jalisco, respectivamente, así como la aplicación de una sanción consistente en el descuento por  15 días de sueldo al jugador Alex Sanabia del Club Charros,  todos ellos expulsados por su participación en el altercado suscitado el 25 de octubre en el estadio B’Air de Mexicali.

Otro caso que ameritó sanciones, fue el del pasado 9 de diciembre en Culiacán, en donde de nueva cuenta el lanzador Orlando Lara de Charros se vio involucrado, pero ahora en un pleito contra Tomateros. Su castigo fue la suspensión de 8 días sin jugar y sin goce de sueldo por reincidir, mientras Benjamín Gil, mánager de los guindas recibió una multa económica por alegato con el cuerpo de ampayers.

“Nosotros estamos tranquilos porque sabemos que estamos haciendo hasta donde nuestro buen juicio nos da, hasta lo que el reglamento de trabajo y las reglas no escritas indican, los medios tienen una opinión y la respetamos, pero nosotros tenemos que actuar más en función a nuestro reglamento que de las opiniones que se presenten”.
Omar Canizalez

Referente al tema de la protección al terreno de juego y los peloteros -el pasado 10 de diciembre un aficionado entró al campo del nuevo estadio de los Tomateros, se burló frente al receptor Miguel Olivo y hasta que terminó su gracia fue sacado por personal de seguridad-, Canizales trata de no magnificarlo.

“El beisbol ha sido históricamente un espacio en donde han sucedido ese tipo de cosas y la seguridad de los estadios hoy en día está mucho más reforzada que años pasados. Puedes hacer todo lo que quieras y sin embargo, nunca estarás exento de ciertas cosas”
Omar Canizalez

Aunque, eso no significa que vayan a descuidar la integridad de los jugadores o el bienestar del público, por lo que la liga hará una petición a las diversas directivas para que mejoren la capacidad del actuar de las personas encargadas de la seguridad.

“Nosotros estamos preocupados y ocupados siempre en tratar de ofrecer protección a los jugadores, seguridad a nuestros aficionados y tratando de mantener el espíritu del beisbol, que es un espectáculo familiar, donde prive siempre la buena voluntad entre todos. Que ese deseo, esa intención, nos lleva en la inmensa mayoría de los casos, que estamos hablando de 4 ó 5 juegos, cuando a estas alturas se han realizado más de 180 juegos, así que deben valorar en su justa dimensión lo que se está expresando”, concluyó.

“Los principales interesados en que este tipo de conductas no se den, somos nosotros, debe haber un respeto para todas las partes”.
Omar Canizales
 

Culiacán – Yesenia Torrecillas 

Al Bat

Comentarios