LMP

Ya viene la repartición de puntos

Miguel Osuna
Por Miguel Osuna

Antes que todo, ¡muy buenos días!
Con ocho partidos por jugarse, llegó la hora de pisar el acelerador para
esos equipos que no tienen garantías de una alta cosecha de puntos.
Venados aparece junto a otras cinco escuadras que luchan por quedarse
con una buena rebanada del pastel, y no solo con migajas.
Hasta antes de los resultados de anoche, Cañeros, Águilas y Mayos -sí,
la tribu por la que cada año no se da un peso, que invierte poco y que
maneja un róster de bajo perfil- tenían prácticamente asegurados los
tres primeros lugares y con ello medio boleto de play off. Y es que muy
difícilmente un club que se embolsa de seis puntos para arriba en la
primera mitad no avanza a la postemporada. Esa parece ser la próxima
parada de Los Mochis, Mexicali y Navojoa. No se puede escribir lo mismo
en relación a los rojos y resto de participantes.

HAY QUE APRETAR.

Si ganara seis o cinco de sus últimos nueve choques -contando el de
anoche- Mazatlán podría alcanzar un cuarto sitio que sería muy bueno
dado ciertas circunstancias:
Los extranjeros, si bien algunos presentan números aceptables, no han
sido ese factor de productividad acorde a lo que de ellos se espera. Y
también hay elementos de la base nacional cuyo bateo decepciona. Me
sorprende el paupérrimo .190 que registra Héber Gómez. Tan bajo ha sido
su rendimiento que Miguel Ojeda no se tocó el corazón para enviarlo a la
banca pese a sus blasones.
Érick Rodríguez (.237) es otro con bat pálido, pero de él ya se sabe que
su fuerte es la defensiva. Los noveles y sobrevaluados Jesús Fabela y
José Figueroa tampoco despuntan. Siguen sin aprender a batear los
pitcheos rompientes y por eso sus estadísticas tan pobres. Hay que decir
a su favor que son fabulosos a la hora de fildear.
El pitcheo ha cumplido, aunque vale señalar que también en esta área hay
falencias. Walter Silva es un caso muy marcado. Otrora figura, ahora
parece el abridor más endeble del equipo y, si Ojeda se animó a sentar a
Héber, no veo porque no saque de la rotación al mazatleco si continúa
con actuaciones deficientes.
El bullpen ha tenido buenas y malas pero requiere más regularidad, sobre
todo en este momento en que la recta final de la primera vuelta exige
cerrar a tope y con la mayor cantidad de triunfos posibles. No vaya a
ser que la parte complementaria del calendario se vuelva un viacrucis

Al Bat

Comentarios