Comentarios

Cuando Jennie Finch ponchó a tres de los mejores bateadores de MLB

Albert Pujols fue uno de los peloteros que no pudieron ni tocar una pelota

Una de las tardes más divertidas y a la vez más asombrosas que vieron los fans al béisbol, fue aquella del 17 de febrero de 2004 cuando la lanzadora estadounidense, Jennie Finch, ponchó ni más ni menos que a uno de los bateadores más temibles de aquel año: Albert Pujols.

Desde su debut en 2001 en las Mayores, Pujols había bateado promedio de .334, incluidos 114 jonrones y 381 carreras impulsadas, sin embargo, esos números no espantaron a Finch, quien gracias a su excelente talento y participación con Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, su país obtuvo la presea dorada.

Fue tanta la popularidad y el éxito mediático de Jennie Finch en su país natal, que durante el Pepsi All-Star Softball Game de ese año, se midió en un duelo ante tres de los mejores bateadores de MLB: Brian Giles, Mike Piazza y el dominicano Albert Pujols.

Sin embargo, sorprendentemente y ante la incredulidad de los aficionados que se dieron cita al magno evento, el duelo que más llamó la atención fue contra Pujols, que ni siquiera pudo tocar la bola en cuatro pitcheos que ofreció Finch; el primero de ellos casi golpeándolo, pero los siguientes tres, de velocidad promedio de 68 mph, abanicó de forma tardía los envíos de la fémina considerada la mejor pitcher de softbol de la historia.

De igual manera, esa misma tarde ni Giles ni Piazza pudieron conectarle a la joven sensación de 24 años de edad, quien cuatro años después en la Justa Olímpica de Beijing 2008 nuevamente se colgó otra medalla, ésta vez fue de plata.

TE RECOMENDAMOS