El Dugout

Alex Cora revela que gracias a su madre es un fiel apasionado del béisbol

El manager de los Red Sox, Alex Cora, reveló que fue su madre, Iris Amaro, la culpable de que haya sido siempre un fiel apasionado por el béisbol

Por Ismael Hernández

- 10 de Mayo de 2021 - 09:53 hs
Alex Cora revela que gracias a su madre es un fiel apasionado del béisbol

Alex Cora revela que gracias a su madre es un fiel apasionado del béisbol (AP)

Para Joey, hermano menor del manager puertorriqueño de los Red SoxAlex Cora, y coach de tercera de los Piratas, no es ninguna sorpresa ver de quién es el primer mensaje de texto que ve diariamente por la mañana. 

"Tenemos un grupo familiar y cada día a las seis de la mañana en casa (Puerto Rico), cuando son las tres de la mañana en la costa oeste, hay un: 'Buenos días'. Tenemos que responder en cuanto nos levantemos", dijo Alex Cora. "Es como 'Buenos días', una figurita de un beso y entonces arranca el día". 

¿De dónde provienen esos mensajes? Iris Amaro. Es una orgullosa madre de 81 años de dos hijos de béisbol, además de sus hijas Lydia, quien dirige un laboratorio médico que ha estado particularmente ocupado durante la pandemia de COVID-19 y Aimee, quien es una importante relacionista pública de radio y televisión en Puerto Rico. 

De los 10 nietos que tiene Iris, los que son lo suficientemente mayores también integran el grupo de mensajes 

Luego de los primeros deseos del día, el béisbol se convierte con regularidad en parte de la comunicación en algún momento del día. 

"Le encanta el juego", dijo Joey Cora. "Ella sabe quién es bueno, malo y todos los aspectos intrínsecos del deporte. Puedes tener una muy buena conversación de béisbol. No es un aficionado regular - es más que eso. Cuando estás tan envuelto como Alex o yo, las conversaciones suelen ser más intensas y ella les lleva el paso". 

Es una familia de béisbol y nadie - ni siquiera Alex o Joey - sigue el juego con más pasión de Iris.

En el Día de las Madres, Iris se levanta para su acostumbrada caminata matutina. Pero para el inicio del juego de los Medias Rojas y Orioles a la 1:00 p.m. y el de los Piratas en el Wrigley Field a las 2:20, Iris se asegura de estar pegada a la televisión sintonizando los canales necesarios. 

"Se asegura de tener el paquete de MLB", dijo Alex Cora. "No es para ver todos los juegos, mira a los Medias Rojas y a los Piratas. Eso es todo. No le importa lo que hagan los demás".  Iris se mete en todos los aspectos de juego en los que participan sus hijos y espera que los Medias Rojas y Piratas salgan 2-0 cada día. Sin embargo, Joey bromea con la prioridad. 

"Mira los juegos de Alex y me imagino que en una esquina inferior [de la pantalla] ve nuestros juegos", dijo Joey.  "Sin embargo, Alex asegura que cuando fue suspendido por la temporada del 2020 y estuvo en casa con su madre en Caguas, ella siempre miraba los juegos de los Piratas y no los de Boston. 

"Por mucho que le importe la organización, no le prestó atención a los Medias Rojas el año pasado", dijo Alex. "Simplemente apoya a sus chicos y quiere que les vaya bien en cualquier cosa que hagan y que tengan pasión al respecto. Ella nos apoya. Siempre está ahí para nosotros". 

A finales de la década de 1980, Alex tenía apenas 13 años cuando su padre José Manuel Cora falleció a causa de cáncer de colon. Antes de eso, José había ayudado a instaurar la pasión por el béisbol en toda la familia, al llevar las pequeñas ligas a Caguas en 1969. José fue el presidente de esa liga durante años. 

"Pero ella fue gran parte de ello", dijo Alex. "Ella tuvo que darle la luz verde para que pueda pasar tanto tiempo (en las pequeñas ligas) con los chicos y todo eso". 

Sabiendo lo importante que es el béisbol para Joey y Alex, Iris de manera inteligente utilizó eso como herramienta para asegurarse de que los chicos se mantuvieran disciplinados con las otras responsabilidades de la vida.  

"Cuando descuidábamos otras cosas nos quitaba [el béisbol]", dijo Joey. "Sabía cuáles botones presionar al momento correcto. Pero siempre estaba para nosotros en todo momento. En ocasiones fue difícil para ella, obviamente. Trabajaba y todo eso. Pero siempre estaba cuando la necesitábamos. Siempre estuvo para nosotros". 

Joey ya estaba en Estados Unidos comenzando su carrera profesional en la organización de los Padres cuando José falleció.  A ese punto, Alex necesitaba a su madre y hermanas más que nada. 

"Fueron realmente las mujeres de la casa, mis dos hermanas y mi mamá, que se encargaron de mí hasta que me fui a la universidad", dijo Alex. "Ella dejó un impacto en todos nosotros. Pero las tres se encargaron de mí. Tenían que hacerlo. Alguien tenía que llevarme al parque, alguien tenía que enseñarme lo que necesitaba para continuar y cumplir mis sueños y obviamente mi hermano, ¿sabes?, viéndolo desde lejos. Pero el hecho de que estuviera presente y hacer lo que hicieron fue increíble".

Aunque la pérdida de su padre fue un golpe fuerte, Alex Cora ha tenido por la mayor parte de su vida una historia exitosa en el béisbol. Le siguió los pasos a su hermano y tuvo una carrera de 14 años como jugador, incluyendo pasantías con los Dodgers, Indios, Medias Rojas, Mets, Rangers y Nacionales. En el 2007, fue parte del equipo de Boston que ganó la Serie Mundial e hizo amigos para toda una vida como Mike Lowell y Dustin Pedroia. 

En la única temporada de Alex como coach de la banca de los Astros, Houston ganó la Serie Mundial. Luego Alex cumplió otro de sus sueños cuando los Medias Rojas lo contrataron como manager. Las cosas no le pudieron haber salido mejor, con Alex Cora al mando, los Medias Rojas impusieron un récord para la franquicia con 108 victorias en el 2018 y arrasaron en la postemporada con récord de 11-1, ganando la Serie Mundial. 

Alex Cora / AP

Pero luego llegó la tormenta para Cora en enero del 2020. Cuando MLB publicó los resultados de una investigación de robo de señas de los Astros en el 2017, él se vio implicado en el reporte como una figura clave en el escándalo, con el que los jugadores utilizaron la tecnología para conocer qué pitcheo venía. 

Alex Cora y los Medias Rojas hablaron y decidieron que lo mejor era cortar vínculos. Eso fue meses después de que MLB concluyera que Cora no participó en otros robos de señas con los Medias Rojas en el 2018. De todas maneras, el boricua fue suspendido por toda la campaña del 2020 por sus acciones en Houston. 

Alex sabía cuál sería la reacción del público en general y que podría vivir con todo eso. Pero lo que más le importó fue cómo su madre lidió con la situación. 

"Hablamos. Obviamente dije algo sobre estar apenado en una entrevista en casa", dijo Alex Cora. "Ella me dijo: 'No estoy apenada, sino decepcionada. Pero todavía estás aquí y vamos a caminar con la frente en alto. Tal vez cometiste un error y estás pagando por ello. Eso no quiere decir que seas un mal chico o una mala persona. Sólo tomaste una mala decisión. Pero estarás bien, sabes lo que hiciste y siempre te apoyaremos sin importar lo que ocurra de aquí en adelante'". 

Eso se llama amor incondicional e Iris le demostró a Alex cuán valioso es eso en el verano del 2020. 

"Estuvo ahí para mí. Ha estado ahí para mí durante todo el tiempo", dijo Alex Cora. "He tomado buenas decisiones a lo largo de mi vida y otras malas, pero ahí está mamá. Ella es quien va a disciplinarme cuando lo necesite y luego me dará un abrazo cuando lo necesite también. Creo que el año pasado para ella se trató de asegurarse de que yo estuviera bien. Y lo estuve. Sabía que todo estaría bien. Pero desde mi perspectiva yo quería que todos estuvieran bien, incluida ella. Esa era una de mis mayores preocupaciones".

Resulta que Iris Amaro está más que bien por estos días. Alex recibió una segunda oportunidad para dirigir a los Medias Rojas, que han comenzado bien la temporada. Joey sigue haciendo su trabajo en unos Piratas en reconstrucción. 

Por cierto, Iris es una gran aficionada a los Medias Rojas del 2021.

"Ama el hecho de que nuestro equipo tiene mucha pasión. Nos divertimos. Ella lo sabe", dijo Alex Cora. "Le gusta lo que ve y me lo dijo de inmediato. Me comentó: 'Tienes un buen equipo. Les importa. Arrojan los cascos luego de una mala sentencia o un mal turno'. Realmente está disfrutando este equipo, no sólo por el récord sino por la pasión". 

Eso es porque Iris comparte esa misma pasión, incluso aunque no lo demuestre arrojando cascos. 

"Te lo digo, es increíble", dijo Alex Cora. "No porque sea mi mamá. Luce más joven con 81 años que hace 10 años. Su doctor, que vive en el vecindario, me envió un mensaje de texto el otro día diciendo que tal vez ella viva 200 años por la manera en la que está ahora". 

"Es una seguidora del juego al final del día. Somos cuatro hijos y sin importar lo que hagamos, Medias Rojas, Piratas o lo que hagan mis hermanas, quiere asegurarse de que estemos bien como seres humanos", dijo Joey Cora.

Ian Browne/MLB.com

Síguenos en

En esta nota

Ismael Hernández

Desde niño, siempre he sido un fiel apasionado por el béisbol y otros deportes, como: el futbol, americano, boxeo y basquetbol. Mis equipos favoritos de MLB son Dodgers y Red Sox. Mi gran sueño es algún día asistir a un juego en el mítico Fenway Park.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de El Dugout

Síguenos