Comentarios

La 'maldición' que Kevin Durant echó sobre los Gigantes de San Francisco

Los datos demuestran que si hubo algo de maldición sobre los Giants

La 'maldición' que Kevin Durant echó sobre los Gigantes de San Francisco

La 'maldición' que Kevin Durant echó sobre los Gigantes de San Francisco | AP

La 'maldición' que Kevin Durant echó sobre los Gigantes de San Francisco

La 'maldición' que Kevin Durant echó sobre los Gigantes de San Francisco | AP

Los Gigantes de San Francisco actualmente son el equipo más encendido de todo Grandes Ligas, al haber ganado 10 de sus 12 partidos desde el Juego de Estrellas, y ven más cerca que nunca la posibilidad de luchar por un puesto en la postemporada, ya que están por arriba de .500 por primera vez en el año.

Sin embargo, podríamos también atribuir la impensable mejora de los Gigantes a que la "Maldición de Kevin Durant" ya habría sido levantada del equipo y por eso están ganando de nuevo. ¿No lo crees? Los datos hablan por si sólos.

El 3 de Julio de 2016, KD anunció que firmaría con los Golden State Warriors tras pasar toda su carrera con el Oklahoma City Thunder hasta ese momento. Durant se mudó a la bahía de San Francisco y en ese momento, los Giants tenían récord de 53-32 en la temporada 2016, siendo líderes de su división 5 juegos por encima del segundo lugar.

Desde ese momento, todo se ha ido en picada para los Gigantes, quienes aquella temporada terminaron entrando a playoffs via comodín y siendo eliminados en la Serie Divisonal ante los eventuales campeones, los Cachorros de Chicago.

Durante el tiempo que Kevin Durant estuvo en Golden State, los Gigantes han tenido récord de 207-277, fallando a entrar en postemporada en las campañas 2017 y 2018, además de comenzar con récord perdedor éste 2019.

Sin embargo, desde que Durant anunció que dejaría a los Warrios tras ganar dos campeonatos de la NBA y firmar con los Nets de Brooklyn el 7 de Julio de 2019, los Giants han vuelto a tener récord ganador en ese periodo, con una foja de 15 ganados y sólamente 3 perdidos.

Parece ser que Durant tuvo que hacer una especie de transferencia de maldición para él mismo poder ganar sus campeonatos en Golden State, perjudicando a los Gigantes en el proceso.

TE RECOMENDAMOS