Comentarios

Lisa Fernández, la Babe Ruth del Softbol

Esta ex jugadora brilló mucho en este deporte muy parecido al beisbol 

El pasado viernes, Al Bat recordó a Jennie Finch; hoy toca el turno a Lisa Fernández, una de las mejores atletas femeninas de todos los tiempos, una lanzadora y bateadora dominante, lo que llevó a los Estados Unidos a tres medallas de oro olímpicas consecutivas en softbol.

Fernández, hoy en día recién cumplió 49 años de edad el 22 de febrero; Su padre emigró de Cuba, donde jugaba béisbol, y su madre era de ascendencia puertorriqueña. La madre de Fernández jugó, con su hermano (tío de Lisa) stickball, un juego callejero similar al béisbol jugado con una escoba y una pelota de goma.

Por tal razón, se puede decir que Lisa traía eso en la sangre y comenzó a jugar softbol a la edad de ocho años. Cuando tenía doce años, jugó en una liga infantil local. Ella probó como una pítcher, sin embargo, su entrenador le dijo que nunca lo lograría porque no tenía el tamaño y la estructura adecuada.

¿Cuál sería la sorpresa? que el scouteo le falló al mánager y Lisa triunfó más como lanzadora, aunque como jugadora de posición-bateadora no lo hacía nada mal a tal grado de ser considerada por algunos 'la Babe Ruth del Softbol'.

La nacida en Long Beach, California en 1971 fue junto a Finch una de las mejores lanzadoras de esta disciplina, pese a su 1.67 metros de estatura y 77 kilos de peso: ganó medalla de oro con EUA tanto en los Juegos Olimpícos de Atlanta 96, Sidney 2000 y Atenas 2004. Ella es conocida por haber lanzado en tres juegos consecutivos de medalla de oro y ganó los tres.

Todavía en el 2008 en Beijing se colgó plata, pero ya dentro del cuerpo técnico de la delegación de USA. 

Sus números como jugadora en esas tres Olimpiadas fueron de 7-1 y con un promedio de 0.36 de PCLA ocomo lanzador, y bateó .302 con 15 carreras bateadas.

En una ocasión ponchó a 25 australianas (récord en JO) en 12.2 entradas lanzadas y terminó perdiendo el juego 2-1. Eso fue hace 20 años. 

Curiosamente cuatro años antes, ponchó a 15 de Australia en 9.2 capítulos y también perdió 2-1. Lisa tuvo otros dos juegos de 13 ponches en Olimpiadas y eso si los ganó ambos, uno contra China y el otro ante Australia

Como bateadora alcanzó a dar tres jonrones en Juegos Olímpicos -uno en cada edición-.. Se desempeñaba como tercera base y designada. Incluso hubo juegos que después de lanzar se bajaba a cubrir la antesala. Dejó el promedio de bateo más alto para los Juegos Olímpicos (.545 en Atenas 2004).

Lisa Fernández no fue solo una de las mejores jugadoras de softbol del mundo. Fue una de las mejores atletas femeninas del mundo, en cualquier deporte. Una destacada lanzadora y bateadora, Fernández dominó en cada fase de su carrera.

No es tan lamentable para una jugadora que cuando era joven a menudo se le decía que no era lo suficientemente alta y que no tenía los brazos lo suficientemente largos como para convertirse en una lanzadora de élite. En cambio, Fernández se convirtió en una de las mejores en tomar el diamante de softbol.

Una cuatro veces All-American del primer equipo en la UCLA, Fernández lideró a los Bruins a dos campeonatos nacionales y dos finales de 1990 a 1993. Como colegiala, tuvo marca de 93-7 con una efectividad de 0.52 como lanzadora, y bateó .381 con 128 carreras impulsadas.

Su ERA ocupa el segundo lugar en la historia de la NCAA y sus 74 blanqueadas son las mejores en la UCLA. En sus temporadas junior y senior, Fernández tuvo la efectividad más baja de la nación (0.14 en 1992, 0.25 en 1993), con una marca perfecta de 29-0 en el '92.

La leyenda se convirtió en la primera jugadora en tener su número retirado en la UCLA y está consagrada en el Salón de la Fama de la UCLA.

El 24 de abril de 2001, el Consejo Municipal de Lakewood reconoció a Fernández como una de las atletas más notables que jamás haya llegado de los campos y los diamantes de bola de Lakewood.

El ayuntamiento nombró el estadio en Mayfair Park en su honor, como la Atleta del Año del Salón de la Fama de Deportes de Lakewood. Fernández fue incluido en el Santuario de los Eternos del Relicario de Béisbol en 2019.

Lisa fue nombrada la Mejor Jugadora de Softbol Universitario y recibió un homenajeado del Salón de la Fama del Softbol de Estados Unidos.

Entre su currículum también destaca tres veces medallista de oro en Juegos Panamericanos (1991, 1999, 2003) y cuatro veces Campeona del Mundo (1990, 1994, 1998, 2002).

Ella lanzó 11 juegos sin hits ni carrera en su peregrinar por los diamantes, incluyendo un par en la Serie Mundial de Mujeres Universitarias de 1993, junto con dos Juegos Perfectos. Ella ocupa el segundo lugar en la historia de UCLA en efectividad y sexto en victorias y ponches.

Fernández es actualmente entrenadora asistente para el equipo de softbol femenino en UCLA.

TE RECOMENDAMOS