Comentarios

Club que se ponchó mínimo siete veces en los primeros nueve juegos de una campaña

Eso sucedió en el 2011 a un equipo de la Liga Americana 

La versión 2011 de los Rays de Tampa Bay tuvo una racha negativa para comenzar esa temporada de MLB. Resulta y resalta que ese quipo se ponchó por lo menos siete ocasiones en todos y cada uno de sus primeros nueve juegos de esa campaña de hace nueve años. 

En el Opening Day el viernes 1 de abril, las Rayas iniciaron esta cadena nada envidiable al poncharse ocho veces contra los Orioles de Baltimore y Jeremy Guthrie y compañia, en el Tropicana Field. Al día siguiente, fueron siete chocolates de los Rays ante el lanzador Jeremy Accardo y sus relevos del mismo equipo.

El domingo 3 de abril, Zack Britton y sus compañeros, de los mismos O's le propinaron nueve ponches; tras descansar el lunes, el martes 5 de abril, Rays enfrentó a Jered Weaver y los Angels que le recetaron siete pócimas.

La racha creció a cinco el día siguiente cuando los de St. Petersburg enfrentaron al mismo club, pero a Dan Haren: fueron así otros siete ponchetes; vino algo peor: en el sexto juego, Tampa Bay enfrentó a Medias Blancas de Chicago, cuyo abridor Edwin Jackson y compañía pasaron por los strikes a 14.

Faltaban otros tres juegos seguidos más para los Rays con al menos siete ponches: el viernes 8 de abril y el sábado nueve fueron justamente siete abanicados contra John Danks, Phillip Humber y compañía. 

Todavía el domingo 10, Tampa se ponchó ocho ocasiones contra Gavin Floyd y los White Sox. La racha terminó el lunes 11 de abril ante Boston Red Sox, ya que el japonés Daisuke Matsuzaka y sus coequiperos pudieron ponchar sólo a cuatro bateadores de los Rays.

Así de esa forma, los Rays sufrieron la epidemia de ponches: fueron 74 en sus primeros nueve juegos, que arroja un promedio de 8 chocolates por partido. Todo eso provocaba tremendos dolores de cabeza para el mánager Joe Maddon.

TE RECOMENDAMOS