Comentarios

¿Cómo afectaría la llegada de Jurickson Profar a Esteban Quiroz?

Al mexicano ya le pusieron cuña con los Padres de San Diego en la persona del curazoleño

Parecía que con la salida de su paisano Luis Fernando Urías a los Brewers de Milwaujee, el mexicano Jesús Esteban Quiroz iba a tener una mayor probabilidad de debutar en la MLB en el año 2020 con los Padres de San Diego.

Apenas el pasado miércoles 27 de noviembre, Quiroz Ortiz recibía una noticia mala y una buena: la primera fue que tenía un coterráneo menos en la organización Frayle en la persona de Urías Figueroa, pero la buena nota es que con la salida de él para Cerveceros, el famoso 'Pony' tenía las puertas abiertas para la intermedia del club Carmelita.

Pero vaya sorpresa la de ayer lunes: la directiva y altos mandos de Padres de San Diego contrató al infielder versátil Jurickson Profar, a quien trajeron desde los Atléticos de Oakland.

Esto complicaría más la situación para el obregonense Quiroz, ya que Profar ya es un camarero calado con seis temporadas de experiencia en Grandes Ligas desde que debutó en el 2012, a sus 19 años.

Profar, originario de Curazao, además es un año más joven que Quiroz y batea por ambos lados del plato. Viene de una temporada discreta entre azul y buenas noches con los A's (.218 con 20 HRS y 67 CP en 139 juegos).

Además, el caribeño posee un buen guante ya que sólo hizo 13 errores en la segunda base en 479 chances.

Quiroz dio para .271 con 19 cuadrangulares y 66 empujadas en 96 cotejos con los Chihuahuas de El Paso, Triple A de Padres. A la defensiva cometió cinco errores en 296 oportunidades, esto en la segunda base.

Ahora, tanto Profar como Quiroz son versátiles: juegan todo el cuadro, pero San Diego ya tiene en el campo corto seguro al dominicano Fernando Tatis, y en tercera base a su paisano Manny Machado, mientras que en la inicial estará el zurdo Eric Hosmer.

El asunto entonces es que la competencia está en la intermedia entre Quiroz, Profar y un estelar, pero ya veterano: Ian Kinsler, que entrará al último año de su contrato. Ian hizo cinco errores en 256 oportunidades, nada mal.

Pero eso no es todo, Quiroz también tendrá que lidiar con uno de los mejores bateadores emergentes en los últimos años: el zurdo Greg García, quien también juega todo el cuadro y es de los más destacados viniendo desde la banca. 

García a la defensiva sólo pecó en tres ocasiones en 232 chances en la intemedia.

Por último, Quiroz tiene un escollo más: el novato Ty France, quien para ser su primer año en Grandes Ligas no lo hizo nada mal: .234 con siete obuses y 24 remolcadas en 69 juegos.

Este chico increiblemente no cometió error en la segunda base en 56 chances. Entonces, tanto Profar como Kinsler, García y France poseen un guante de respeto, al igual que Esteban, quien no toca mal las rancheras. 

Así es que ahora, una semana después del cambio de Luis Urías a Wisconsin, el panorama no luce nada alentador para Esteban Quiroz, quien ya anda en sus 27 años de edad y cumple 28 en febrero. 

El próximo verano estará en su tercera temporada en Ligas Menores, recordando que en 2018 estuvo en las granjas de los Boston Red Sox, llegando a Doble A y cerrando con buenas cifras de .283 con siete para la calle y 31 llevados a home en sólo 32 cotejos, siendo su debut en USA. 

Quiroz, de 1.70  metros de estatura y 79 kilos de peso, suma ya 9 años como profesional desde que debutó en 2011 en la LMB con los Tigres de Quintana Roo. Actualmente juega en la LMP con los Cañeros de Los Mochis, donde debutó el pasado domingo y se fue de 4-0 con un ponche. 

Habrá que ver si Padres de San Diego le permite terminar la temporada con los Verde, a donde llegó el año pasado, luego de tres años en Venados de Mazatlán y uno en su natal Obregón.

Quiroz, quien batea a la zurda así como Greg García, espera hacer el equipo grande en el Spring Training y unirse con los Padres a sus paisanos lanzadores Gerardo Reyes y Andrés Muñoz.

¿Podrá 'El Pony' mexicano comerle el mandado a todos esos jugadores mencionados y ya establecidos en la MLB?

TE RECOMENDAMOS