Comentarios

El cuerpo médico de los Yankees se ha consumado cómo el peor de todo MLB

Los Yankees necesitan hacer una limpia en su staff de médicos

El cuerpo médico de los Yankees se ha consumado cómo el peor de todo MLB

El cuerpo médico de los Yankees se ha consumado cómo el peor de todo MLB | AP

Si hay una constante en la temporada 2019 de los Yankees de Nueva York son las lesiones, y será algo por lo que serán recordados durante muchísimo tiempo, ya que los del Bronx han roto el récord de más jugadores en la lista de lesionados en una temporada, con 29 jugadores diferentes en dicha lista para un combinado total de 37 viajes a la congeladora.

Ésto es un caso sin precedentes en la historia de Grandes Ligas, y mucho se podría atribuir al cuerpo médico y preparadores físicos del equipo, quiénes en casos muy puntuales, han dejado ver sus deficiencias e ineptitud, muy lejos del nivel que se espera para una de las franquicias más históricas y demandantes de MLB.

Uno de esos casos nos remonta a la temporada 2018, cuándo los Yankees efectuaron el cambio por J.A. Happ con los Azulejos de Toronto; en aquella ocasión, los del Bronx enviaron a Brandon Drury a Canadá, informándole a los Blue Jays que Drury tenía un hematoma óseo en la mano, a lo que al completarse el cambio, los médicos de Toronto hicieron su propio chequeo médico.

Los médicos de los Blue Jays encontraron que Drury no tenía dicho hematoma óseo, sino que en efecto tenía una fractura, la cuál fue pasada de largo por los doctores de los Yankees.

Otro de los casos ya en ésta temporada fue la situación de Dellin Betances, quién tuvo problemas en el Spring Training para ponerse a punto rumbo a la temporada 2019. Pasó el Opening Day y los Yankees seguían esperando por Betances, quién no podía superar sus problemas en el brazo de lanzar.

A finales de Abril, los Yankees le comunicaron al relevista que sus usuales problemas se debían a que Betances había desarrollado un espolón óseo en el hombro, el cuál habían detectado cuándo fue drafteado en 2006 y no se lo habían comunicado al dominicano hasta ese momento, y el cuál ha sido la causa de sus problemas en dicha parte del cuerpo.

El caso de la lesión de Luis Severino, quién tampoco ha debutado éste 2019, quién en el Spring Training también sufrió molestias en su brazo de lanzar, la cuál fue diagnosticada cómo una inflamación en el hombro, la cuál lo retrasaría de lanzar cuando mucho hasta Mayo.

Esa inflamación fue mal diagnosticada y mal tratada por los servicios médicos de los Yankees, ya que ésta se convirtió en un tirón de segundo grado, que se ha ido empeorando hasta no permitir que Severino haga su debut hacia el final de ésta temporada.

El último caso, y quizá la gota que derramo el vaso sea el caso de Mike Tauchman, quién ha tenido que jugar en los jardines a causa de las múltiples lesiones de los Yankees en esa posición. Tauchman había sentido un tirón en el primero de la última serie contra los Red Sox.

Los médicos dieron luz verde para que siguiera jugando, sin embargo, la lesión empeoró y se convirtió en un tirón de segundo grado en la pantorrilla, la cuál probablemente haya acabado con la temporada de Tauchman.

TE RECOMENDAMOS