Comentarios

Gio Urshela es el héroe que los Yankees necesitaban, pero no sabían que tenían

El colombiano se ha comportado al nivel de la altura de la exigencia de los Yankees 

Gio Urshela es el héroe que los Yankees necesitaban, pero no sabían que tenían

Gio Urshela es el héroe que los Yankees necesitaban, pero no sabían que tenían | El Heraldo

Por ahora, luce como un tuit que debió haber llamado la atención de todo el mundo – o por lo menos del mundo de los fanáticos de los Yankees, si consideramos que mencionaba al mejor jugador que tienen ahora mismo. Pero en aquel momento, dicho tuit pasó desapercibido. Los Yankees iban en camino a obtener 100 victorias y todavía acechaban a los punteros Medias Rojas en agosto. Por esa razón, pocos le dieron importancia a la noticia que recibimos ese día en Twitter desde la cuenta @BlueJaysPR:

“Canje de liga menor: Gio Urshela ha sido enviado a los Yankees a cambio de dinero en efectivo”.

La cosa quedó ahí.

Hemos estado bien atentos a todo lo que el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, ha hecho en los últimos años – reinventó a su equipo de la noche a la mañana, reestructuró su finca y de alguna forma hizo todo eso mientras los Medias Rojas comenzaban a gastar en grande de la misma manera en que los Yankees lo hacían en el pasado. Cashman adquirió vía canje al cañonero Giancarlo Stanton y a cotizados prospectos como el venezolano Gleyber Torres y Clint Frazier, e incluso encontraron a un campocorto para reemplazar al Capitán Jeter en Didi Gregorius. Cashman armó un bullpen temible, lleno de potentes brazos. Y los Yankees les pelearon de tú a tú a sus rivales Medias Rojas el año pasado.

Entonces, nadie le puso mucha atención a Urshela – ahora de 27 años de edad, originario de Cartagena, Colombia -- quien, en una temporada en la que los Yankees han enviado a 17 jugadores a la lista de lesionados, ha resultado ser más importante e indispensable que cualquier otro ahora mismo. Nadie veía venir esto.

Urshela se convirtió en el antesalista titular de los Yankees luego de que otro de los chicos maravilla del club, el dominicano Miguel Andújar, quedó fuera por lesión. Y tras 32 encuentros y con los Yankees a medio juego de los Rays en el Este de la Liga Americana, Urshela batea .341 con dos jonrones y 15 carreras remolcadas.

El año pasado, antes de que los Yankees lo adquirieran desde Toronto, Urshela había visto acción en 19 juegos por los Azulejos y bateaba .233 con un vuelacercas y tres empujadas. A veces este tipo de sorpresas suceden en las Grandes Ligas. Urshela no sólo ha respondido con el madero por los Yankees, sino que también ha dado batazos importantes en momentos decisivos que nos ponen a pensar en dónde estarían los Bombarderos del Bronx de no ser por el colombiano ahora mismo. Nadie pensó que su bate pesaría tanto cuando los Yankees culminaron los entrenamientos primaverales. Pero tampoco se esperaba que los Yankees terminarían enviando a 17 jugadores a la lista de lesionados.

Este año han surgido algunos héroes inesperados en la Liga Americana, como por ejemplo el novato de los Medias Rojas Michael Chavis. Pero ninguno de ellos se le acerca a lo que Urshela ha sido capaz de hacer por los Yankees.

Y hay que entender lo siguiente: No fue como si el colombiano le cayera del cielo a Cashman. El GG ya había tratado de adquirirlo desde los Indios cuando jugaba con la Tribu. No lo logró. Era un ferviente admirador de su guante. “Defensa de élite” es como Cashman la llama. Finalmente, le llegó la oportunidad en verano pasado y pudo adquirir a Urshela desde Toronto. Pero Urshela nunca integró el roster de 40 jugadores en el 2018. ¿La buena noticia? Cuando llegaron los entrenamientos primaverales este año, Urshela todavía era un Yankee. Fue invitado a la pretemporada del equipo grande. Y el defensor de élite comenzó a llamar la atención con su ofensiva de élite.

Esto es lo que el piloto de los Yankees, Aaron Boone, dijo acerca de Urshela el otro día:

“Recuerdo durante los entrenamientos primaverales mientras lo observaba y pensaba, sentí que el muchacho tenía algo más en su bate”.

Al final resultó mucho más que eso. Andújar se lastimó. Urshela pasó a ocupar la tercera base y el colombiano comenzó a batear (su promedio de bateo es actualmente el más alto en la L.A. entre los jugadores con por lo menos 100 turnos al bate), y no ha parado. Cuando Andújar fue activado de la lista de lesionados, Boone se vio obligado a ser lo más diplomático posible mientras explicaba lo afortunado que era de poder colocar a Andújar como BD y mantener a Urshela en la tercera base. (Andújar ha vuelto a la lista de lesionados).

De todas las maniobras acertadas que Cashman ha realizado desde la fecha límite de canjes del 2016, la que más peso tiene ahora mismo para los Yankees es la adquisición de Urshela, porque la única campaña que realmente importa para los aficionados de los Yankees, especialmente después de ver cómo los Medias Rojas amarraban el Este de la L.A. en el Yankee Stadium el año pasado y eliminaban a Nueva York en la Serie Divisional, es la que su asediado equipo está jugando ahora mismo.

Los Yankees no deberían estar peleando por la cima después de todas las lesiones que han sufrido, desde Stanton y Aaron Judge pasando por Aaron Hicks y el dominicano Luis Severino hasta Dellin Betances y todos los demás. Ha habido otros jugadores que han aprovechado sus oportunidades. Pero su mejor bate y su estrella más brillante ha sido Urshela, quien creció idolatrando a la estrella del fútbol mundial, el portugués Cristiano Ronaldo, cuando era niño en Colombia, y siempre soñó con alguna vez convertirse él mismo en una estrella de dicho deporte. Ahora, al menos durante el arranque de la temporada, Urshela es una estrella que brilla en el Yankee Stadium.

Mike Lupica/MLB.com

TE RECOMENDAMOS