Comentarios

La historia de Mariano Rivera hasta llegar al Salón de la Fama

Mariano Rivera llegó al Salón de la Fama de forma unánime

Mariano Rivera se dirige al Salón de la Fama.

Mariano Rivera se dirige al Salón de la Fama. | Mariano Rivera | AP

No importa a qué equipo le vayas siempre tendrás que aceptar que Mariano Rivera es y será el mejor cerrador de todos los tiempos de Grandes Ligas ni más ni menos. 

Su historial lleno de puro éxito en Las Mayores lo respalda así cómo los 652 salvamentos que registró para convertirse en el número uno en su departamento. 

Pero, detrás de su enorme trayectoria en el mejor béisbol del planeta, hay una historia que contar o cómo mejor se le dice; un antes y después.

Rivera de 49 años de edad es nativo de Puerto Caimito, Panamá.

Inició sus primeros pasos en el béisbol a muy temprana edad en un equipo de aficionados. El ex cerrador y leyenda de los Yankees de Nueva York no sabía que muchos años después, el béisbol le brindaría el sustento a su familia y el respeto a nivel internacional de cada amante y conocedor del béisbol, no obstante su carrera profesional inició como pescador en su natal Panamá ocupación que le inculcaron sus padres.

Pero pronto todo cambiaría para "Mo".

Rivera inició sus primeros paso en las Grandes ligas el 23 de mayo de 1995 usando la única franela que vestiría por las siguientes 19 temporadas.

Aunque tuvo que pasar por un proceso de adaptación en su temporada de novato al dejar de ser lanzador abridor para convertirse en relevista, fuera de todo eso su progreso en el juego pronto rindió frutos y quizá la mejor decisión.

No duró mucho para que Mariano pudiera consolidarse como relevista y cerrador de los Yankees para la temporada de 1997 tras sorprender con sus actuaciones dominantes.

Y si, lo demás es historia...

Durante ese lapso de tiempo "Mo" ganó prácticamente todo con los Yankees de Nueva York.

En su vitrina cuenta con 5 Series Mundiales, 13 participaciones en el Juego de Estrellas, MVP de Serie Mundial, MVP de la Serie de Campeonato, 3 lideratos de salvamentos, entre otros importantes galardones.

Sin lugar a dudas, Rivera fue un parteaguas del éxito de los Yankees en las últimas dos décadas, por esa razón, el equipo no dudó en retirar su clásico #42 para colocarlo junto a los inmortales de la organización rindiendo tributo a su enorme trayectoria, digna de un Salón de la Fama.

Ahora el panameño se dirige directamente a Cooperstown en su primer año de elegibilidad de forma unánime convirtiéndose en el primer jugador en la historia de Grandes Ligas en ser exaltado de esta forma.

Junto al "Sandman" las nuevas leyendas Mike Mussina, Roy Halladay y Édgar Martínez también fueron nombrados Salón de la Fama.  

Con la forma que Rivera consiguió su entrada al "Olimpo del Béisbol" superó la marca que impuso Ken Griffey Jr. en su año de exaltación. 

Uno de los mayores logros de Rivera durante su trayectoria fue imponer la efectividad más baja en postemporada (0.70) con un total de 42 salvamentos en 47 oportunidades. 

TE RECOMENDAMOS