Comentarios

MLB: Si no hay beisbol éste 2020 es culpa de los dueños, no de los jugadores

Los jugadores tienen la razón de oponerse al recorte salarial propuesto por los dueños

MLB: Si no hay beisbol éste 2020 es culpa de los dueños, no de los jugadores

MLB: Si no hay beisbol éste 2020 es culpa de los dueños, no de los jugadores | 2019 Getty Images, GETTY IMAGES NORTH AMERICA

Cómo pocas veces lo hemos visto en la historia de Major League Baseball, la temporada está en un riesgo tremendo y ni los dueños de los equipos ni los jugadores han podido ponerse de acuerdo tras algunas dos semanas de negociaciones entre ambas partes, siendo el dinero el principal impedimento para que se llegue a un trato y se cante por fin playball.

Lo cierto es que en algunos medios de comunicación estadounidenses, los dueños han tratado de impulsar una narrativa de que son los jugadores los que están bloqueando el acuerdo por sus pretenciones monetarias y que los propietarios están en la mejor disposición de jugar la temporada, sin embargo, los jugadores siguen defendiendo sus derechos laborales argumentando que "ya se había firmado un acuerdo" entre ambas partes en marzo pasado.

Ahora, ¿De quién será la culpa en caso de que la temporada de MLB no se juegue? Sin duda será de los dueños y no de los jugadores. Desde hace ya varias temporadas, de acuerdo con un estudio hecho por The Associated Press, el salario promedio de un jugador de Grandes Ligas se ha quedado estancado en 4.4 millones de dólares, aumentando a un ritmo de 1% desde 2016.

Éste es un hecho sin precedentes desde que se instauró la agencia libre en 1976, ya que desde entonces no se había visto un crecimiento tan lento de los sueldos de los peloteros, poniendo de ejemplo las temporadas 2012 y 2016, donde el sueldo promedio aumento en un 26% y en un 9% de 2009 a 2012.

En contraste, las finanzas de MLB han crecido a un ritmo constante desde hace ya más de una década, ya que según información de Forbes, en 2019 se cumplió la 17ma temporada consecutiva en la que la liga aumenta sus ganancias en relación a la temporada anterior, ya que el año pasado MLB engrosó 10.7 mil millones de dólares, en comparación con 2018, donde la ganancia fue de 10.3 mil millones.

Incluso, durante ésta época de cuarentena, donde no se ha jugado un sólo encuentro de Ligas Mayores éste año, los equipos siguen generando muchísimo dinero: El valor de los equipos éste año está aumentando en un ritmo promedio de 4%, con los Yankees siendo el equipo que más ha crecido en éste periodo con un 9% de su valor de 5 mil millones de dólares.

Éstos son datos duros que indican que incluso dentro de un pésimo año donde la economía global está entrando en recesión y alrededor de 20 millones de estadounidenses han perdido sus empleos hasta abril de éste año según con datos de la Secretaria del Trabajo de aquel país, MLB sigue contando billetes al por mayor e incluso, recortando nómina y dando licencias sin paga a sus empleados de escritorio y diversos puestos corporativos.

La falacia que los dueños han querido impulsar y filtrar a los medios con el argumento que cada encuentro que se juegue sin público los hará perder alrededor de 640 mil dólares y que franquicias cómo Yankees, Cubs, Red Sox o Dodgers sufrirán pérdidas de hasta 200 millones es simplemente una mentira: No son pérdidas, es dinero que dejarán de ganar.

Las franquicias segurián operando en números negros y no habrá crisis económica en MLB, ya que cómo se reportó  antes, éstás siguen generando dinero a pesar de no haber juegos. Ahora, tomando en cuenta lo que dijo el agente Scott Boras hace unas cuántas semanas de que "los dueños quieren socializar las pérdidas con los jugadores, cuándo no comparten el botín en tiempos de abundancia" es absolutamente cierto.

La propuesta de los dueños de impulsar un sistema de salarios de ganancias compartidas en un 50/50 y pagar a los jugadores una proporción de su sueldo original es una afrenta para sus derechos laborales, ya que de hacerlo estarían abriendo la puerta a que se instaure un tope salarial en MLB en las próximas negociaciones para cuándo el actual contrato conjunto termine al finalizar la temporada 2021.

Los jugadores además, son los que más arriesgan en cualquier escenario en el que el beisbol regrese en una coyuntura actual cómo la del Covid-19: Son ellos los que saldrán de sus casas, son ellos los que se arriesgarán a contagiarse, son ellos los que pueden enfermar a sus seres queridos y para acabarla, son ellos los que tendrían que hacer concesiones en su paga, mientras los dueños a pesar de todo, siguen haciendo dinero y no quieren hacer concesiones por sólo su "avaricia corporativa".

Al final de cuentas, resulten cómo resulten las negociaciones no habrá ganador claro: Con el acuerdo existente, los jugadores tienen garantizados sus sueldos hasta final de temporada, pero se llevarán la mala publicidad de haber bloqueado la posibilidad de una temporada de MLB, mientras que los dueños no podrán generar dinero y verán afectados sus negocios ¿Y la fanaticada? Pueden perder la fe en el deporte o simplemente abandonarlo.

TE RECOMENDAMOS