Comentarios

Nacionales demuestran que hay muy buena química y ambiente en su cueva

Jugadores de los Nats de Washington vaya que se divierten bastante en el dugout

El béisbol es un deporte que moviliza a millones de personas en el mundo. Llegar al más alto nivel de este hermoso deporte es un camino de mucho sacrificio y esfuerzo tanto para peloteros, entrenadores y directivos. Sin embargo, ¿cómo te enamoraste del béisbol? Sencillo, representaba juego y diversión.

En ocasiones, el profesionalismo nos quita la esencia del juego y es importante recordar que esa alegría no la consigues en otro lugar.

En tiempos recientes, hemos visto a los Nacionales de Washington D.C. disfrutarse a plenitud lo que representa este hermoso deporte. ¡El baile de Asdrúbal!

Además, se ha visto un equipo mucho más acoplado al situarse en la segunda posición de la División Este de la Liga Nacional con foja de 69-57. También, son los líderes del Comodín del Viejo Circuito sobre los Cardenales de San Luis. Su ventaja es de 1 ½ juego.

Hagamos un recorrido por las celebraciones del equipo de la capital de los Estados Unidos de América. Empezando con el de Matt Adams:

El tratamiento del silencio a Cabrera tras su primer cuadrangular en uniforme de los Nacionales es otro de los bailes.

Juan Soto con el merengue ripiao'.

Hasta el famoso ''Baby Shark'' es parte fundamental del banquillo de los Nacionales, así como el de Anthony Rendon  y el cierre de las celebraciones le pertenece a Howie Kendrick. Sólido candidato para ''Baile del Año''.

Edwin D. Feliciano Ramírez/Corte4 

TE RECOMENDAMOS