Comentarios

Peloteros de D-backs con sabor agridulce por el año | MLB

El sorprendió a muchos con su desempeño

J.D. Martínez

J.D. Martínez

Llegará el momento en el que los D-backs reflexionen sobre lo especial que fue su temporada 2017 y todas las cosas que lograron.

Pero por los momentos, a tan poco tiempo de haber visto morir sus aspiraciones en la postemporada tras una dolorosa derrota 3-1 ante los Dodgers, no es la hora de pensar en las cosas positivas de la campaña.

Las heridas de la barrida de tres juegos en la Serie Divisional de la Liga Nacional todavía están muy frescas.

"No puedes obviar lo que pasó. Pero al mismo tiempo, cada equipo viene a los entrenamientos de primavera con una meta. Y si no alcanzas esa meta, ultimadamente no lograste lo que querías. Así que llegará un momento en el que miraremos hacia atrás y reflexionaremos sobre el año que tuvimos. Seguro que vamos a apreciar algunos de los juegos y la temporada en general, pero no ahora", dijo la noche del lunes, a minutos de la derrota, el preparador Archie Bradley sobre los logros de la divisa. 

Dos veces durante las últimas dos semanas, el clubhouse del equipo local en Chase Field estuvo impregnado con gritos de alegría y gotas de champaña.

El lunes, sin embargo, predominaba un silencio que solo rompían los abrazos entre compañeros y algunas palabras en voz baja. Lo único que era igual a la celebración eran los ojos rojos.

"Esto duele mucho, honestamente".
A.J. Pollock

"Uno nunca espera que esto termine, es algo que no se planea", dijo el veterano Daniel Descalso. "Una vez que entras a la postemporada, sólo te imaginas levantando el trofeo de la Serie Mundial. Pero cuando se termina todo pasa muy rápido. Especialmente cuando te barren".

El manager Torey Lovullo compartió algunas palabras con su equipo antes de dirigirse a la sala de entrevistas.

"Estaba muy orgulloso de nosotrosNos dijo algo así como, 'Oigan, perdimos hoy, pero no siento que hayamos perdido, porque fue una temporada grandiosa para todo el mundo. Esto dolerá, pero después tienes que recordar y apreciar los buenos momentos", comentó el venezolano David Peralta con la voz entrecortada. 

Y hubo muchos de esos.

Después de terminar el 2016 con marca de 69-93, pocos predijeron que los D-backs terminarían el 2017 con 93-69 y pasando a la postemporada como uno de los comodines de la Liga Nacional.

Eso fue algo que Bradley trató de recordar mientras caminaba desde el montículo hacia la cueva con dos outs en la alta de la novena. Levantó la cabeza y le dio una buena mirada al repleto estadio.

"Tenemos varios veteranos en este tipo que hicieron mucho hincapié en la importancia de disfrutar el momento y entender que lanzar en la postemporada no es algo que tengas garantizado cada vez que te reportes a los entrenamientos en primavera. Aunque estábamos perdiendo, sólo quería mirar y disfrutar el momento. Fue divertido. Pero me gustaría haber ganado".
Archie Bradley

La diversión, sin embargo, llegó a su final.

"Fue raro, porque cuando llegas al estadio el ambiente era perfecto, uno espera que todo salga bien, pero sales a jugar y realmente no se hizo realidad. Pero hay que darle crédito a los Dodgers, también. Tienen un tremendo equipo y jugaron muy bien. Esto dolerá por un tiempo, dejará una marca. Dicen que el tiempo cura, pero ahorita mismo todo apesta".
J.D. Martínez

 

Phoenix | MLB.com |  Steve Gilbert