Comentarios

Playoffs MLB: El papá de Gleyber Torres visualizó a su hijo en las Grandes Ligas

El progenitor del joven jugador de cuadro de los Yankees de Nueva York siempre tuvo fe en su hijo 

Cuando Gleyber Torres les dijo a sus padres que quería dedicarse al béisbol, su padre, Eusebio, le dio el visto bueno. Pero también dejó claro sus expectativas.

Eusebio recordó y comentó: 

Le dije, ‘Bueno hijo, no puedes ser un pelotero del montón. Tienes que ser un pelotero que siempre esté en los primeros lugares, siempre apuntando a las cosas buenas. Y los peloteros que ganan premios, los peloteros excelentes logran esa excelencia trabajando y dedicándose y entonces yo quiero que tú te dediques, que trabajes realmente fuerte para que seas un pelotero especial’”.

Para cuando se produjo esa conversación, Eusebio ya estaba consciente de que su hijo estaba lejos de ser del montón; el intermedista de los Yankees, quien comenzó a jugar béisbol a los 5 años en su ciudad natal de Caracas, Venezuela, tenía 9 años cuando su padre se percató de que su juego era avanzado para su edad.

Eusebio agregó:

Cuando tenía la edad de nueve años, lo vi haciendo ya cosas de un chico de 12 años, 13 años. Para su edad, 9 años, los jóvenes están haciendo béisbol, pero no tienen actuaciones tan destacadas como lo que hacía Gleyber. Y eso me permitió a mí soñar y darme cuenta de que Gleyber tenía un talento especial, que podía llegar al béisbol profesional".

A la edad de nueve años, lo visualicé y se lo dije a su mamá y a su madrina de bautizo que Gleyber iba a jugar béisbol profesional”.

La visión de Eusebio resultó profética. Gleyber estaba considerado el prospecto número 3 entre agentes libres internacionales y el mejor prospecto de Venezuela cuando firmó con los Cachorros de Chicago como campocorto a sus 16 años. Cuando los Cachorros lo enviaron a los Yankees en julio del 2016 como parte del paquete por el taponero cubano Aroldis Chapman, Gleyber estaba considerado el prospecto número 26 de Grandes Ligas por MLB Pipeline. Y al momento de debut en Grandes Ligas por Nueva York en abril del 2018, había ascendido a número 5.

Gleyber, de 22 años, terminó en el tercer lugar en las votaciones para el premio al Novato del Año de la Liga Americana el año pasado luego de batear .271 con 24 jonrones y 77 remolcadas en 123 juegos por Nueva York. Esta temporada, Gleyber, quien ya ha sido convocado a dos Juegos de Estrellas, encabezó a los Yankees con 38 cuadrangulares durante la campaña regular del 2019, en la que bateó .278 y produjo 90 carreras. Ademas, en la presente postemporada, Gleyber tiene promedio de .409 con dos jonrones y nueve remolcadas en cinco juegos. Lleva nueve partidos de playoffs consecutivos bateandor de hit, racha que empezó el año pasado.

Eusebio reconoce que no esperaba que su hijo rindiera a semejante nivel de inmediato.

Esperaba que Gleyber hiciera esto un poco más adelante, cuando ya tuviese tres o cuatro años en Grandes Ligas”, expresó Eusebio. “Pero haciéndolo ya desde su primer año, para mí aparte de una sorpresa muy linda es una gran satisfacción.”

Los coaches y compañeros de equipo de Gleyber lo halagan no solamente por su rendimiento, sino por el nivel de madurez y el aplomo que ha demostrado a su corta edad. Eusebio considera que eso es producto de su crianza, y del hecho de haber ingresado a la academia de béisbol Ciro Sport unos meses antes de cumplir los 13 años y ahí verse en compañía de jugadores que le llevaban entre tres y cinco años.

Eusebio, de 46 años, quien funje como receptor en un equipo amateur en Venezuela, expresó: 

Eso fue abriéndole un poquito la mente y guiándose en el sentido de lo que él quería para su vida. Desde allí a comenzó a trabajar en función de su futuro y empezó a ya no tener esa mentalidad de niño sino a tener una mentalidad de hombrecito, de que había que trabajar para obtener el objetivo”.

Eusebio y su esposa, Ibelise, viven en Venezuela, pero han asistido a todos los juegos de postemporada de los Yankees este año. Eusebio ha demostrado su emoción en Twitter. La familia Torres también estuvo presente para varios juegos de la temporada regular, incluyendo el Día Inaugural en el Yankee Stadium, e hicieron el viaje a Cleveland con Gleyber para el Juego de Estrellas.

Gleyber argumentó:

Que ellos estén aquí es súper emocionante para mí. Siempre desde pequeño me apoyaron y ahora en este momento que estoy jugando en esta liga que ellos estén aquí es lo mejor para mí”.

Por mucho que ya ha logrado Gleyber, su padre lo considera capaz de mucho más.

Eusebio finalizó diciendo:

Lo que quiero es que llegue a ser un bateador de promedio de. 300, con 30, 35 jonrones por temporada, 100 RBI. Eso para mí sería una temporada excelente para Gleyber y pienso que es el camino que lleva”.

Nathalie Alonso/LasMayores.com

TE RECOMENDAMOS