Comentarios

Robinson Canó está muy optimista con respecto a su salud

El dominicano está muy positivo porque quiere seguir jugando varios años más en Las Mayores 

El intermedista dominicano de los Mets de Nueva York, Robinson Canó, ha ingresado a la lista de lesionados tres veces este año por diversas lesiones en la pierna izquierda. A finales mayo, sufrió una distensión en el cuádriceps que le costó casi dos semanas. Y se ausentó otros 10 días en junio por una rigidez en el mismo músculo.

Canó también perdió casi todo el mes de agosto por un desgarre en la corva izquierda que amenazó con ponerle fin a su temporada. Sin embargo, a estas alturas de su carrera, el veterano afirma que no tiene intención alguna de modificar su rutina invernal, con el fin de evitar ese tipo de lesiones.

Canó comentó al respecto:

En realidad no, porque si es algo que me dio resultados por lo menos, vamos a decir, por 13 o 14 años, son cosas del cuerpo. Hay muchas cosas que la gente no entiende o no sabe que… el [promedio] mío era 155 juegos por año.

Hasta a los mejores vehículos, si tú les metes muchas millas, tienes que cambiarles el aceite algún día”.

Por cualquier medida, Canó, quien cumplirá 37 años en octubre, ha tenido una primera campaña decepcionante por los Mets luego de llegar en el invierno en un cambio con los Marineros. El oriundo de San Pedro de Macorís llegó al viernes bateando .263 con 13 jonrones y 36 remolcadas en apenas 93 partidos.

Pero últimamente hemos visto al Canó de antaño: En seis compromisos desde que salió de la lista de lesionados el 4 de septiembre, el quisqueyano batea .444 (de 18-8) con tres cuadrangulares y cinco carreras empujadas. Se ha encendido en un momento crucial ya que, luego de verse a 11.0 juegos del segundo Comodín de la Liga Nacional en julio, la novena de Queens ha reducido su déficit en esa lucha a 2.0 juegos.

Los Mets esperan que Canó sea capaz de aportar a ese nivel no solamente por el resto de la temporada, sino por los próximos años, ya que el contrato de 10 años y US$240 millones que firmó con Seattle en diciembre del 2013 no se vencerá hasta que concluya la campaña del 2023, o sea cuatro años más.

Canó, nacido en el año de 1982, expresó al respecto:

Yo me siento bien físicamente. Creo que la experiencia que adquirí cuando era joven, jugando con todos esos veteranos, ver la manera cómo ellos se preparaban, aprender a cómo prepárame desde temprano en mi carrera es algo que me ha ayudado bastante”.

Canó y los Mets se beneficiarían si la Liga Nacional adoptara el bateador designado. Aunque se ha hablado de esa posibilidad, no parece haber un cambio inminente. Por lo tanto, hasta nuevo aviso, es preciso que Canó sea capaz de defender la segunda base para mantenerse en la alineación de Nueva York.

De su parte, Canó afirma que no está ansioso porque llegue el bateador designado al Viejo Circuito, ya que confía en poder seguir cumpliendo en la intermedia.

Yo me preparo en el off-season y creo que todavía, como digo yo, puedo parar la pelota y hacer los doble-plays”.

Nathalie Alonso/LasMayores.com

TE RECOMENDAMOS