Comentarios

Siete peloteros a bajo precio que serán importantes en 2019

¡Todos darán de que hablar!

Siete peloteros a bajo precio que serán importantes en 2019

Siete peloteros a bajo precio que serán importantes en 2019 | Jenrry Mejía | AP

Ryan Brasier recibió la llamada telefónica un mes después de haberles mandado un correo electrónico a los 30 equipos el año pasado, invitándolos a verlo lanzar una sesión del bullpen. Sólo 10 se presentaron. Ninguno le ofreció un contrato.

Pero a finales de febrero del 2018, cuando ya habían arrancado los entrenamientos de primavera, los Medias Rojas le ofrecieron un pacto de ligas menores. ¿Expectativas? Ninguna, al menos hasta que el manager puertorriqueño Alex Cora utilizó a Brasier durante un juego contra los Mellizos.

"Está lanzando a 98 millas por hora", dijo Cora por ese entonces. "Sí, eso nos llamó la atención".

A los 30 años, el reloj estaba pasando. Brasier había jugado con los Angelinos y Atléticos. Le habían practicado una cirugía Tommy John. Pasó un año en Japón.

Brasier aprovechó la oportunidad que le dieron los Medias Rojas y terminó ganando la Serie Mundial. Uno de los elementos más interesantes de los entrenamientos es ése, ver a candidatos a los que casi nadie les prestó atención, jugadores como Brasier, luchando por un puesto. Aquí hay nueve de ellos que vale la pena seguir de cerca este año:

1. Mark Reynolds, 3B/1B, Rockies
Reynolds regresa al equipo con el que bateó 30 jonrones hace dos años, cuando ayudó a los Rockies a llegar por primera vez a la postemporada en ocho temporadas. Dejó .803 de OPS y 13 bambinazos en 86 juegos por los Nacionales la campaña anterior.

2. Jordan Lyles, LD, Piratas
¿Recuerdan cómo Charlie Morton se transformó durante dos temporadas con los Astros? Los Piratas creen que Lyles es un caso comparable. Con un empujón del departamento de analítica de los Cerveceros, Lyles lanzó mejor que nunca en la recta final del 2018 y los Piratas lo tienen apuntado como quinto abridor de su rotación.

3. Jenrry Mejía, LD, Medias Rojas
El dominicano Mejía tenía 20 años cuando debutó en las Mayores con los Mets en el 2010. Con una recta de 95 mph y tremendo slider, siempre pareció destinado a terminar como cerrador. A los 29 años y tras volver de una tercera suspensión por dopaje, nadie sabe qué esperar de él ahora que los Medias Rojas le dieron un contrato de ligas menores. Un año después de la revelación de Brasier en Boston, ahora es Mejía el que puede cambiar su historia.

4. Matt Joyce, OF, Indios
Joyce bateó .208 con los Atléticos el año pasado mientras lidiaba con problemas en la espalda. Pero en el 2017 tuvo OPS de .855 ante los derechos y los Indios, con quienes llegó a un acuerdo de ligas menores, tienen puestos abiertos en los bosques.

5. Francisco Peña, C, Cardenales
El momento correcto en el lugar indicado. Los Cardenales volvieron a firmar a Peña con un contrato de ligas menores para que el dominicano volviera a ser el suplente del puertorriqueño Yadier Molina, luego de que el cambio por Paul Goldschmidt enviara a Carson Kelly a los D-backs. Peña inició 30 juegos por los Cardenales el año pasado y causó grata impresión, gracias a su trabajo con los lan.

6. Hunter Pence, OF, Rangers

Pence regresa a Arlington, su ciudad natal, tras una carrera de 12 años en la Gran Carpa con los Astros, Filis y Gigantes. Tiene tres convocaciones al Juego de Estrellas y dos anillos de Serie Mundial. A los 35 años, Pence podría haber encontrado el lugar perfecto para despedir su carrera. Para un equipo joven y en reconstrucción, es el tipo de líder que puede dar el ejemplo durante esta transición.

7. Martín Pérez, LZ, Mellizos
Pérez es la definición de una firma de poco riesgo que podría pagar grandes dividendos. El gerente general de los Mellizos, Thad Levine, estaba con los Rangers cuando el venezolano era un estelar prospecto, y su inclinación por darle US$3.5 millones a alguien que viene de tener 6.22 de efectividad en el 2018 dice mucho de cómo ve a este zurdo con recta de 93 mph y varios pitcheos secundarios.

 Richard Justice MLB.com

TE RECOMENDAMOS