Comentarios

¿Tiene Don Mattingly una carrera digna de entrar al Salón de la Fama?

Mattingly tiene una nueva oportunidad de entrar a Cooperstown 

¿Tiene Don Mattingly una carrera digna de entrar al Salón de la Fama?

¿Tiene Don Mattingly una carrera digna de entrar al Salón de la Fama? | AP

Don Mattingly será considerado nuevamente para el Salón Nacional de la Fama como uno de los 10 finalistas para la elección en la boleta de la Era del Béisbol Moderno 2020.

El ex Yankee parecía estar cementando su camino hacia Cooperstown a finales de los 80, antes de sufrir una lesión en la espalda que cambió su carrera y frenó su impulsó hacia el Salón de la Fama.

Después de retirarse tras la temporada de 1995 con 34 años, Mattingly recibió apenas el 28.3% de los votos en su primer año en la boleta de la BBWAA en el 2001. Aunque recibió lo suficiente para mantenerse en la boleta por un máximo de 15 años, Mattingly nunca alcanzó la cifra obtenida en su primer año.

Mattingly salió de la boleta tras recibir el 9.1% de los votos en su 15to y último año de elegibilidad en el 2015. Luego quedó como finalista de la boleta de la Era Moderna en el 2017, aunque recibió menos de siete votos entre los 16 miembros del comité (se necesitan 12 para ingresar).

¿Finalmente será éste el año en el que “Donnie Baseball” podrá llegar a Cooperstown? Revisemos los argumentos en contra y a favor de su posible ingreso al Salón de la Fama.

Argumento a favor

• Posiblemente Mattingly haya sido el mejor jugador en las Mayores por un período de seis años entre 1984 y 1989. En ese lapso, promedió una línea de bateo de .327/.372/.530 con 27 jonrones y 114 impulsadas por temporada. Lideró a los bateadores calificados con .530 de slugging y también estuvo en la cima de las Mayores con extrabases (428) y carreras remolcadas (684) en ese trecho.

• Mattingly ganó nueve Guantes de Oro y fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1985. Es uno de apenas 11 jugadores en ganar esa cantidad de Guantes de Oro y un JMV. Ocho de ellos están en el Salón de la Fama. Los únicos tres que no han llegado son Ichiro Suzuki (quien se espera ingrese en su primer año en el 2025), Keith Hernández y Mattingly.

• Aunque dio una cantidad respetable de 222 cuadrangulares, Mattingly no sólo era un primera base de poder. Terminó su carrera con promedio de .307, siendo uno de sólo ocho inicialistas en la historia de las Mayores en batear al menos .305 con 200 jonrones. Esa lista incluye a los miembros del Salón de la Fama Lou Gehrig, Jimmie Foxx, Johnny Mize, Hank Greenberg y Jim Bottomley. Los otros tres son Mattingly, Todd Helton (recibió 16.5% de los votos en su primer año) y el actual miembro de los Rojos, Joey Votto.

• Mattingly sigue siendo uno de sólo tres jugadores en dar jonrón en ocho juegos consecutivos en Grandes Ligas. Comenzó el 8 de julio de 1987, cuando conectó dos bambinazos, y llegó a dar 10 en ocho encuentros. Los otros en lograrlo son Dale Long y el Salón de la Fama Ken Griffey Jr.

• Aunque un jugador con números similares a otro que está en el Salón de la Fama no garantiza el ingreso a Cooperstown, es difícil no comparar a Mattingly con Kirby Puckett. Mattingly terminó con 222 vuelacercas y 1,099 impulsadas, mientras que Puckett detonó 207 bambinazos y remolcó 1,085 rayitas. Mattingly promedió .307/.358/.471 mientras que Puckett tuvo .318/.360/.477. Mattingly se retiró a los 35 años tras 1,785 juegos y Puckett lo hizo también a los 35 tras 1,783 encuentros.

• Ambos jugadores aparecieron en las boletas por primera vez en el 2001 y Puckett ingresó a Cooperstown con el 82.1% de los votos, mientras que Mattingly recibió el 28.2%. Hay otras diferencias. Puckett ganó dos Series Mundiales, mientras que Mattingly se fue en blanco en ese sentido. Puckett fue más consistente en sus 12 años de carrera, incluyendo 10 selecciones al Juego de Estrellas, mientras que la carrera de Mattingly estuvo dividida en dos, con la segunda desglosada a continuación.

Argumento en contra de Mattingly

• Aunque Mattingly estuvo en la élite entre 1984 y 1989, fue un jugador completamente diferente a partir de la campaña de 1990, cuando se vio limitado a apenas 102 juegos debido a los problemas en la espalda. Mattingly promedió sólo 10 jonrones y 64 impulsadas por año en sus últimas seis temporadas, con .286/.345/.405. Aunque su gran defensa continuó a lo largo de su carrera, Mattingly terminó con promedio de .288 siete jonrones y 49 remolcadas en 128 partidos en 1995.

• Es notable que habiendo sido jugador estrella de los Yankees, nunca haya ganado una Serie Mundial. Jugó casi toda su carrera sin el Comodín y sólo estuvo en una serie de postemporada en 1995 ante Seattle. A su favor, Mattingly respondió en octubre, yéndose de 24-10 (.417) con cuatro dobles, un cuadrangular y seis impulsadas en esos cinco juegos.

• Mattingly terminó su carrera con un OPS de .830, un número atípico para un primera base en Cooperstown. De los 17 inicialistas en el Salón de la Fama, el OPS de .830 Mattingly sólo estaría por encima de el de tres: Jake Beckley, High Pockets y Frank Chance. Todos ellos debutaron antes de la Era de la Bola Viva (1920).

• De hecho, el OPS de .830 de Mattingly no sólo es bajo para un potencial candidato al Salón de la Fama como inicialista, sino que sería el más bajo para cualquier jugador que no se apoyó en su velocidad. Un total de 76 exaltados a Cooperstown tuvieron un OPS menor, pero todos conectaron más triples que Mattingly, menos Ernie Lombardi, quien tuvo más bases robadas.

• Con la carrera de Mattingly acortada por lesión, sus 222 jonrones y 2,153 imparables no lo colocan tampoco en un lugar favorable. Sólo dos miembros terminaron con menos cuadrangulares que Mattingly (Pockets y Chance).

Paul Casella MLB.com

TE RECOMENDAMOS