Comentarios

El dominio en la loma de Edwin Díaz

Su paso a convertirse en un cerrador de primera clase

Edwin Díaz

Edwin Díaz | AP

Edwin Díaz tenía 22 años cuando lanzó una recta a una velocidad de 100 millas por hora para ponchar al segundo bateador de Grandes Ligas que enfrentó, el jardinero central de los Indios, Tyler Naquin. Fue el 6 de junio del 2016. Instantes después, el gerente general de los Marineros, Jerry Dipoto, recibió el siguiente mensaje de texto por parte del presidente de operaciones de béisbol de la Tribu, Chris Antonetti:

Lee tambien: MLB decide castigar a José Ureña por golpear a Ronald Acuña

"¿Qué rayos fue eso?"

Dos pitcheos después, Díaz registró las 101 millas por hora en el radar, y en ese momento, Dipoto pensó que podía tener la respuesta. Díaz, quien había lanzado muy poco más allá de Clase-A Avanzada, se acababa de convertir en una pieza importante en el proceso de Dipoto para reconstruir la franquicia de Seattle.

Dipoto había tomado la decisión esa campaña del 2016 de utilizar a Díaz como relevista, aun cuando su cuerpo de instructores estaba dividido en esa idea. Por una parte, tenía sentido, dado que la complexión delgada de Díaz generaba interrogantes acerca de su capacidad para mantener una velocidad de 93-95 millas por hora en su recta en la quinta, sexta y séptima entradas de sus aperturas. En un papel corto, el derecho tenía el potencial de lanzar más duro y dominar a los bateadores por una o dos entradas a la vez.

"No puedes convertir a alguien en un cerrador de buenas a primeras", manifestó Dipoto después. "Son los taponeros los que te indican quiénes son, y Edwin nos hizo saber rápidamente".

Diez juegos, para ser exacto. Esa es la cantidad de presentaciones en relevo que Díaz hizo por Doble-A Jackson antes de que Dipoto decidiera no desperdiciar otro pitcheo en bateadores de liga menor.

Dos años después, la decisión de Dipoto ha sido validada una y otra vez, especialmente esta campaña, en la que Díaz está teniendo uno de los mejores años para cualquier relevista en la historia.

Díaz encabeza las Mayores con 47 juegos salvados y tiene buenas posibilidades de romper la marca del venezolano Francisco Rodríguez de más salvamentos en la historia de la Gran Carpa de 62, impuesta en el 2008. Rodríguez y Díaz ya habían logrado 47 rescates para el 122do juego de sus equipos.

Díaz ha ponchado a 103 de los 228 bateadores que ha enfrentado a lo largo de 60 innings. El puertorriqueño lo ha logrado gracias a una combinación de dos electrizantes pitcheos - una recta que alcanza las 97 millas por hora y un slider que promedia 89 mph. Ambas estadísticas se encuentran cerca de la cima de la tabla para los relevistas de la Liga Americana, de acuerdo con Statcast™. El veterano dominicano Joaquín Benoit le ayudó a Díaz a pulir su slider hace dos años, y una afinada de dicho pitcheo durante el receso de temporada lo ha hecho aun más eficaz. De acuerdo con los datos más recientes que arrojó Statcast™, se destaca lo siguiente:

• El 40.7% de bateadores que abanican los lanzamientos de Díaz es la mejor cifra entre los 335 relevistas que han provocado por lo menos 300 swings.

• Su slider genera un índice de pitcheos abanicados del 55.4%, que ocupa la cuarta posición entre los relevistas que han generado por lo menos 100 swings utilizando el slider. Los bateadores de la oposición tienen promedio de .107 en contra de dicho lanzamiento.

• Díaz ha provocado 64 ponches con su slider, la mayor cantidad en las Mayores para cualquier relevista.

Los Marineros se percataron por primera vez de la confianza que Díaz tenía en sí mismo en el 2015, cuando el cuerpo de instructores en su equipo de Clase-A Avanzada les dio a los pitchers un cuestionario acerca de cómo lanzarles a los bateadores de la oposición. Las respuestas de Díaz no fueron muy específicas que digamos.

"Este muchacho no puede batearme", subrayó. "Lo voy a retar con mis pitcheos".

El 2 de agosto del 2016, en su 25ta presentación, Díaz, en su temporada de novato, subió a la loma en la novena entrada por primera vez. Desde entonces no ha dejado de hacerlo, convirtiendo 99 de 110 oportunidades de salvamento, incluyendo una 12da entrada en blanco en la victoria por 2-0 sobre los Atléticos el miércoles.

Los 99 juegos salvados son 10 más de los que ha logrado cualquier otro cerrador desde que Díaz consiguió su primer rescate en las Mayores (Kenley Jansen tiene 89). Si existe alguna preocupación del todo, ésta tiene que ver con su carga de trabajo. El oriundo de Naguabo, Puerto Rico, hizo su 60ma presentación el miércoles, y el capataz de los Marineros, Scott Servais, dijo que está haciendo todo lo posible por controlar su carga de trabajo.

No es una tarea fácil, dado lo cerrada que se encuentra la lucha por el Oeste de la Liga Americana en la cual Seattle se encuentra. El pasado fin de semana en Houston, Díaz se agenció rescates en los primeros tres partidos ante los campeones defensores, obligando a Servais a planear el día libre para su cerrador en el último de la serie el domingo.

Pero cuando los Marineros tomaron la ventaja en la parte alta de la décima entrada, Díaz ya le había informado a Servais que lanzaría en la parte baja de la entrada. Le bastaron 10 lanzamientos al "Sugar" para terminar con los Astros y convertirse en el primer relevista en 14 años (Joe Nathan) en conseguir cuatro salvamentos en una serie de cuatro compromisos.

Los días de descanso son difíciles de encontrar para un equipo que ha disputado 63 juegos que se han decidido por una o dos carreras. Los Marineros tienen marca de 46-17 en esos encuentros, y Díaz ha sido parte fundamental en ese éxito.

"El muchacho ha sido pieza clave de lo que hemos logrado esta temporada", reconoció Servais. "Ha sido un brazo constante en la parte trasera del bullpen y nos ha permitido ganar todos esos partidos".

Aun más impresionante es que Díaz ha lucido en su mejor nivel en los juegos más cerrados. Sus 24 salvamentos en encuentros decididos por una carrera lo tienen empatado con el ex taponero de los Dodgers, Eric Gagne, por la mayor cantidad en la historia y son la principal razón del porqué Seattle tiene récord perfecto de 60-0 cuando van ganando tras ocho entradas.

Díaz está muy cerca de convertirse en el 17mo relevista en conseguir 50 rescates en una campaña. En los entrenamientos primaverales, Servais prometió hacerse un corte de cabello similar al del puertorriqueño a cambio de los 50 juegos salvados. Tendría que afeitarse parte de ambos lados de la cabeza y lucir una especie de rayo creado por una máquina de rasurar.

"Estoy consciente de ello", les dijo Servais a los reporteros. "Los muchachos ya comienzan a hablar de peluqueros y cosas así. No me molesta para nada".

De hecho, podría ser el corte de cabello más feliz que haya tenido en su vida.