Comentarios

El "arma secreta" de los Cardenales

Los Cardenales confían en el trabajo de José Oquendo como coach de la tercera base

José Oquendo

José Oquendo

El jueves por la mañana, se congregó una especie de grupo de consejería en el clubhouse de los Cardenales. No es raro que se produzcan dichas reuniones cerca del casillero del receptor puertorriqueño Yadier Molina.

El tema en esta ocasión era el corrido de bases. Específicamente, el robo de bases. Cuándo es indicado hacerlo y cuándo no se debe intentar. Desde una esquina, el jardinero dominicano Marcell Ozuna ofreció su punto de vista. Desde la otra, el veloz Dexter Fowler compartió la suya. Tommy Pham dio su opinión. Jedd Gyorko, Greg García y Molina también. En el centro, moderando la conversación, se encontraba uno de los pocos hombres que le pueden hacer competencia a Molina en cuanto a la veneración de parte de la afición de los Cardenales se refiere: el también boricua José Oquendo.

Dicha escena se puede considerar un buen ejemplo de la influencia que ejerce Oquendo, una figura muy querida por los fans que se reincorporó al cuerpo de instructores de San Luis después de una ausencia de dos años.

"Conversaciones de esa índole suceden constantemente, lo que por lo general no son para los oídos [de los medios]", dijo el capataz de los Cardenales, Mike Matheny. "Creo que se necesitan buenos maestros para crear esa atmósfera y José hace muy buen trabajo en ese sentido, naturalmente".

El 2018 será la 17ma temporada de Oquendo como el coach de la tercera base de los Cardenales y su 31ra campaña con el club en alguna función. Luego de que problemas en una rodilla lo obligaran a dejar el cargo previo a la temporada del 2016, el ex utility ahora ha vuelto a asumir un rol multifacético con San Luis. Oficialmente, Oquendo supervisará a los jugadores del cuadro, dándoles instrucciones sobre dónde colocarse en el terreno de juego y asesorándolos en su preparación.

"Tiene muy buenos instintos", dijo García acerca de Oquendo. "Tiene mucho conocimiento. Es un gran recurso. Juzgando por la manera en que te coloca, ve el juego de una forma distinta. Cuando se trata de cosas circunstanciales, tiene una ventaja".

Aunque en el esquema oficial, el nuevo instructor auxiliar Willie McGree es el encargado del corrido de bases, dicha área también incumbe naturalmente a Oquendo como coach de la tercera base. Los Cardenales esperan que Oquendo los ayude a mejorar en ese sentido después de una temporada en la que fueron uno de los equipos más imprudentes en las bases. En el 2017, San Luis terminó en el segundo lugar de la Liga Nacional con 64 outs sufridos en las bases. De esos, 21 fueron en el plato.

"Es nuestra arma secreta", dijo el torpedero de los Cardenales, Paul DeJong, refiriéndose al apodo de Oquendo cuando era un versátil jugador del equipo en la década de los 80. "Me dijo esta primavera, 'Enfócate en tu bateo. Yo me encargo del resto'".

MLB | Por Joe Trezza