Comentarios

¿Ronald Acuña podría sorprender por el Más Valioso?

El novato está teniendo una gran temporada

Ronald Acuña

Ronald Acuña | AP

Un lector quería saber qué pensaba yo sobre la posibilidad de que el novato maravilla de los Bravos, el venezolano Ronald Acuña Jr., se lleve el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Mi cerebro empezó enseguida a pasar de una idea a otra.

1. "Eso es una locura. Ronald Acuña ha jugado menos de 100 partidos y probablemente no tenga suficientes visitas al plato para optar por el título de bateo. Y de cualquier forma, Freddie Freeman es lo más cercano que tienen los Bravos a un candidato para el JMV de la L.N."

2. "Bueno, quizás no sea tan loco pensar eso. La carrera por el JMV de la Nacional está completamente abierta este año, Acuña anda encendido y Freeman ha tenido un bajón en la segunda mitad".

3. "De hecho, vamos a revisar esto".

Claramente, Acuña ha sido un jugador impactante. Comenzó la temporada como el segundo mejor prospecto según MLB Pipeline (detrás de Shohei Ohtani), fue subido a las Mayores en abril, tuvo que lidiar con su primera lesión y finalmente despegó a mitad de temporada para unos Bravos que lucen encaminados a ganar su primer título del Este de la Liga Nacional desde el 2013.

El otro día, Acuña se convirtió en apenas el séptimo jugador en la historia con una campaña de 25 jonrones antes de cumplir los 21 años, y cinco de los otros seis (Eddie Mathews, el puertorriqueño Orlando "Peruchín" Cepeda, Al Kaline, Tony Conigliaro, Frank Robinson y Mel Ott) están en el Salón de la Fama.

Sí, Acuña ha tenido un gran año. ¿Pero digno del JMV? Recuerden lo siguiente: Sólo dos novatos en la historia han ganado el JMV, Fred Lynn con los Medias Rojas de 1975 e Ichiro Suzuki con los Marineros del 2001. ¿Es lo hecho por Acuña suficiente para estar en ese súper exclusivo grupo?

Al comenzar la jornada del miércoles, éstos eran los números de Acuña: Promedio de .290, porcentaje de embasarse de .368 OBP, slugging de .578, 25 jonrones, 14 base robadas, 4.3 de bWAR, 3.8 de fWAR

Al momento de escribir estas líneas, FanGraphs tenía a 11 jugadores con una diferencia no mayor de 0.8 WAR entre uno y otro en el tope del liderato del Viejo Circuito. El WAR no es una estadística perfecta, y hay otras formas de ilustrar lo luchado de esta contienda, pero es una forma rápida de darle un vistazo.

Durante un tiempo, estaba yo convencido de que el favorito para JMV de la Liga Nacional era Matt Carpenter de los Cardenales. Últimamente, Christian Yelich de los Cerveceros pareciese haber tomado la delantera. Pero quedan dos semanas y media de temporada, y eso es suficiente tiempo para que un bateador encendido deje una gran y fresca impresión entre los votantes. Todos estos meses, se ha presumido que el JMV de la Nacional será alguien con el equipo que remate más fuerte y se coloque en la postemporada.

Lo que nos trae de vuelta a Acuña, cuyo argumento para ser considerado está atado al hecho de que se ha montado a los Bravos en la espalda en el momento más crucial del año.

El manager de los Bravos, Brian Snitker, movió a Acuña al primer puesto del lineup después de la pausa del Juego de Estrellas y desde entonces el equipo no ha parado de ganar, pasando de estar a medio juego de los Filis en el Este de la Nacional a tener una ventaja de 6.5 sobre Filadelfia. El WAR de Acuña en la segunda mitad (3.4), según el cálculo de FanGraphs, es 1.6 punto más alto que el del siguiente jugador de los Bravos en ese lapso (el panameño Johan Camargo), y Acuña personalmente ha sido responsable del 21% de las carreras que los Bravos han creado en la segunda mitad.

Todo eso habla de lo que ya mencionábamos sobre Acuña cargando a los Bravos en un momento en el que Freddie Freeman y Nick Markakis han retrocedido tras sus grandes primeras mitades, en un momento en el que los Bravos no podían darse el lujo de dar un paso atrás como equipo.

¿Pero cómo se compara Acuña con el resto de la liga en la segunda parte? Bueno, es…

• Primero en fWAR de la L.N. (3.4)

• Primero en jonrones (18)

• Primero en OPS (1.118) entre aquellos con al menos 200 visitas al plato

• Primero wRC+ (192)

Sí, su explosión en la segunda parte hace del suyo un caso bien convincente.

El problema con Acuña es que terminará con cerca de 110 juegos disputados. En un calendario de 162 compromisos, un jugador de posición ha ganado el JMV con menos de 120 duelos una sola vez. Fue George Brett con los Reales en 1980, con 117 juegos.

Brett ganó su premio JMV en una época en la que los votantes adoraban el promedio de bateo, y el tercera base de Kansas City estuvo coqueteando todo el año con la marca de .400 (tenía .400 a partir del 19 de septiembre y terminó con .390). Además, tuvo el mejor porcentaje de embasarse por 27 puntos, el mejor slugging por 67, el mejor OPS+ por 31 y el mejor WAR por 1.3, a pesar de los pocos juegos disputados.

Los números de Acuña entre los jugadores con al menos 400 visitas al plato se comparan muy bien con los del resto, pero obviamente no a ese nivel mostrado por Brett. Todos sus argumentos para ser JMV giran alrededor de la segunda mitad, algo así como lo que pasó con el dominicano Manny Ramírez con los Dodgers del 2008, el cubano Yoenis Céspedes con los Mets del 2015 y J.D. Martínez con los D-backs del 2017. (El cuarto puesto de Ramírez fue el mejor entre esos tres casos).

Entonces, ¿podría Acuña ser el JMV? No. Eso es una locura. De hecho, ninguno de los votantes de MLB.com, entre los que me incluyo, lo colocó entre los mejores tres en nuestra última encuesta. Y ni siquiera es seguro que le gane el Novato del Año al dominicano Juan José Soto de los Nacionales.

Pero saben, al menos la segunda mitad de Acuña ha sido lo suficientemente impresionante como para considerar la pregunta.

 

MLB.com | Anthony Castrovince