Comentarios

La decisión que los Bravos tomaron uno de sus mejores prospectos

¿Será lo mejor para su futuro?

Ronald Acuña

Ronald Acuña | AP

 El gerente general de los Bravos, Alex Anthopoulos, ha monitoreado de cerca los resultados del venezolano Ronald Acuña en las menores y los reportes que ha obtenido de su cuerpo de instructores diariamente. Hasta ahora, el directivo no ha visto lo suficiente como para pensar que el cotizado prospecto está listo para dar el salto a las Grandes Ligas.

"En este momento estamos esperando que Ronald se encienda con el madero", declaró Anthopoulos. "Quedarse más tiempo desarrollándose en ligas menores no le caerá mal. Preferimos subir a peloteros cuando están jugando a un alto nivel, y cuando están en ritmo óptimo en el plato".

Acuña tuvo su segundo partido de la temporada con al menos dos imparables cuando conectó su primer cuadrangular por Triple-A Gwinnett la noche del martes. Pero se fue de 4-1 con dos ponches durante la victoria sobre Scranton-Wilkes Barre la tarde del miércoles.

 

"Me han dicho que el muchacho está extendiendo [la zona de strike] y está tratando de conectar lanzamientos fuera de ésta", explicó Anthopoulos. "Ha abanicado pitcheos con frecuencia y el total de ponches ha sido más alto del que esperábamos hasta ahora".

Durante sus primeros 11 compromisos por Gwinnett, Acuña batea .182 (de 44-8) con dos extrabases y 17 ponches. El venezolano es el segundo mejor prospecto del béisbol y el mejor prospecto de los Bravos según MLB Pipeline y no hay duda de que el jardinero tiene el potencial para convertirse en uno de los mejores peloteros jóvenes que Grandes Ligas ha visto en las últimas dos décadas.

Al capataz de los Bravos, Brian Snitker, le habría gustado tener desde ahora la oportunidad de colocar a Acuña en su lineup de manera regular. Pero Snitker reconoce la necesidad de permitirle al cotizado prospecto trabajar para tratar de superar el arranque lento por el que está pasando, que posiblemente se deba a que el jovencito está tratando de hacer demasiado.  

 

"Creo que el problema con él ahora mismo es que se está esforzando de más", opinó Snitker el lunes. "Se está presionando. El muchacho estará bien. Teníamos a estos muchachos listos para jugar y luego no vieron acción por nueve días. Luego se atravesó el mal clima y los juegos se cancelaron. No han tenido la continuidad que ellos quisiesen".  

Pero no son sólo son los resultados los que están retrasando la llegada de Acuña al equipo grande. Es el hecho de que el venezolano ha producido estos números habiendo participado en apenas 11 partidos en un trecho de 21 días. La falta de acción se debió a que el Juego Inaugural de Gwinnett esta campaña ocurrió nueve días después de que se disputó el último encuentro de exhibición en los entrenamientos primaverales.

En el último año, Acuña ha resurgido después de caer en un bache tempranero. Si el jardinero de 20 años de edad logra encenderse con el madero en los próximos días, podría darse la oportunidad de que sea llamado por los Bravos.

"El muchacho es humano", manifestó Snitker. "Quiere hacer las cosas bien. Es un jovencito bien talentoso. No es el único pelotero en nuestras sucursales que está pasando por esto. Creo que no hay nada de qué preocuparse".

 

Cuando arrancó la presente temporada, los Bravos estaban abiertos a la idea de permitir que Acuña debutara en la Gran Carpa durante la serie del pasado fin de semana en el Wrigley Field o durante el primero de la serie el lunes por la noche en contra de los Filis. Pero su tan anticipado arribo a las Mayores se ha visto retrasado debido al comienzo flojo por el que está pasando en las menores.

Los arranques lentos no son nada nuevos para Acuña, que comenzó la acción de la Liga de la Toronja este año con un hit en 11 turnos y luego bateó .432 con cuatro jonrones y .1246 de OPS. Acuña bateó .209 con .610 de OPS en los primeros 11 dueños la campaña anterior para Clase-A Avanzada Florida y luego bateó .335 con .920 de OPS el resto de la temporada, incluyendo 57 juegos en Doble-A Mississippi y 54 para Gwinnett.

 

Los Bravos saben que podrían beneficiarse si Acuña permanece en ligas menores al menos hasta este viernes. Si aguantan hasta esa fecha sin agregarlo a su roster, Atlanta tendrá un año más de control contractual.

Mark Bowman|MLB.com