Comentarios

Recuerdo de Miguel 'Mr. Hit' Suárez, la leyenda viviente guasavense

Fue uno de los más grandes bateadores que ha dado el beisbol mexicano, tanto en la LMB como en la LMB 

Miguel Suárez (izquierda) con Carlos Figueroa.

Miguel Suárez (izquierda) con Carlos Figueroa. | Cortesía.

El estado de Sinaloa ha sido prolífico en la producción de deportistas de diferentes disciplinas, pero en el beisbol es en el que la cosecha ha sido la más abundante. Una de esas estrellas históricas es Miguel Suárez, nacido en Guasave, Sinaloa, el 29 de septiembre de 1952.

'Miguelillo', como también fue conocido, tuvo una brillante carrera de 18 años en la Liga Mexicana de Beisbol, más una campaña en la Liga Central, en la que jugó con Tampico.

Suárez nació deportivamente hablando en 1969, cuando debutó como pelotero profesional en Tampico. Su llegada a Liga Mexicana de Beisbol fue en 1971, con la franela de Diablos Rojos del México, equipo que lo proyectó a la fama, y, por ende, el nombre de Guasave quedó en todo lo alto.

Su capacidad para batear fue puesta de manifiesto de manera inmediata, razón por que a lo largo de su carrera fue apodado como “Míster 300”, debido a que ese fue su promedio constante temporada tras temporada.

Con Diablos Rojos del México fue un ídolo, ya que en ocho temporadas con la franela escarlata tuvo mil 100 juegos, 4 224 veces al bate, mil 458 hits, 613 carreras anotadas, 172 dobletes y 63 triples.

Fue pieza clave en la coronación de los pingos en las temporadas 1973, 1974 y 1976, razón por la que fue una notable figura deportiva en la capital del país.

En su carrera, que fue de 18 años en LMB, bateó dos mil 444 imparables, en trabajo que, de manera muy merecida, lo llevó a ser exaltado al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano el 12 de junio de 1994.

Durante su carrera jugó en el verano con Diablos Rojos del México, Cafeteros de Córdoba, Olmecas de Tabasco, Sultanes der Monterrey y Pericos de Puebla, equipo con el que finalizó su carrera en 1987.

Miguelillo, quien fue un zurdo natural, tuvo sus mejores años en la Liga Mexicana del Pacífico con el equipo de su ciudad natal, Algodoneros de Guasave.La afición lo arropó como uno debió ser, como uno de los suyos.

Fue parte importante del conjunto que ha ganado el único campeonato que tiene la franquicia en la Liga Mexicana del Pacífico, el cual llegó en la temporada 1971-72, bajo el mando de Vinicio García y junto al lanzador noruego Thor Skogan.

Su fino bateo y su instinto a la hora de fildear, convirtieron a Miguel Suárez, en una estrella del beisbol mexicano.

Era el año de 1979, justo el 24 de diciembre, cuando Algodoneros de Guasave visitó a Venados de Mazatlán en el parque Teodoro Mariscal. Por ser el festejo de la Noche Buena (antes se jugada ese día), el juego fue temprano, a las 14:00 horas. Miguelillo estaba como primer bate, y el abridor de Venados era Carlos “El Siete” Carrasco.

Al primer lanzamiento del juego, Miguelillo sacó una fuerte línea, que impactó en la cabeza de Carrasco, quien fue sacado en camilla del campo.

“Pase una Navidad en estado inconsciente debido a ese pelotazo. Miguelillo era tremendo chocador de bola que bateaba mucho hacia el jardín central. No me pude quitar la línea”, dijo Carrasco, quien aquella tarde, en un juego de palabras, vivió el principio del final de su carrera, ya que nunca se recuperó completamente.

Luego de su retiro como jugador activo, Suárez vivió en Baja California Sur, en donde se dedicó al negocio de la venta de pescado. Regresó a su natal Guasave a pasar sus últimos años. Ahí falleció el 22 de noviembre del 2017.

PERFIL

Nombre: Miguel Suárez López.
Fecha de nacimiento: 29 de septiembre de 1952.
Fecha de fallecimiento: 22 de noviembre del 2017.
Lugar de nacimiento y deceso: Guasave, Sinaloa.
Posición: Jardinero.
Tiró/ bateó: Zurdo.

PRENSA ALGODONEROS (Nota: Rubén Benítez)

TE RECOMENDAMOS