Comentarios

Renovado y como nuevo vuelve Gregory Polanco a entrenar con los Piratas

El espigado jardinero regresa rejuvenecido y “en salud” a los bucaneros, que van con todo por la Serie Mundial 

Para Gregory Polanco, no haber tenido que reportarse temprano a los entrenamientos primaverales fue algo positivo. Su llegada a tiempo al campamento de los Piratas significa que el dominicano esta finalmente en salud tras cuatro años.

A Polanco se le vio recorriendo sonriente el clubhouse de Pirate City la mañana del pasado sábado, en salud y listo para los entrenamientos. El patrullero derecho de 28 años de edad ha dejado atrás los problemas con su hombro izquierdo, que lo aquejaron por mucho tiempo hasta que se sometió a una operación que le puso fin a su temporada en septiembre de 2018.

Polanco trató de apresurar su regreso al lineup a finales de abril, pero dicha acción probablemente le hizo más daño que bien ya que terminó jugando en apenas 42 encuentros debido a una inflamación recurrente en el hombro. El dominicano sabía que no era buena idea jugar a medio gas, pero deseaba reincorporarse a una alineación de los Piratas mermada por las lesiones tan pronto cuando fuese posible.

Pero esta vez, Polanco puede sentir una diferencia en la manera como se siente físicamente. El toletero zurdo está bateando sin restricciones y tirando con más fuerza de lo que podía el año pasado. Los Piratas podrían decidir monitorear la carga de trabajo de su jardinero como una acción preventiva, pero Polanco asegura que este año es diferente al año pasado:

Oh, mucho mejor. Realmente mucho mejor. El año pasado, era como ‘Um, realmente no lo sé’. Era la primera vez que me sometía a una cirugía. Haber pasado por eso, no sabía cómo ajustarme a eso. Pero ahora, estoy sano. Ahora sí les puedo afirmar, estoy completamente sano.

El jugador de 1.96 metros y 106 kilo9s agrego:

Ahora mismo puedo tirar. Puedo batear. Hacer lo que sea. Estoy sano ahora mismo. Estoy muy contento. Me siento agradecido por estar sano y aquí estoy. Por eso estoy aquí hoy. De no haber estado sano, habría llegado aquí con por lo menos dos semanas de anticipación. Me siento agradecido de estar aquí, sano otra vez”.

Polanco no tuvo un “receso de temporada” necesariamente. Cuando acabo la temporada regular, el dominicano comenzó con una terapia física seis veces a la semana. Entreno en su natal Republica Dominicana y con otros atletas profesionales en Miami, visitando de manera frecuente Pirate City para ser examinado por el cuerpo de entrenadores del club. Incluso cuando su programa de rehabilitación culmino en enero, continuo trabajando para fortalecer su hombro – con ejercicios de estiramiento, masajes, fortalecimiento y movilidad.

El timonel de los Piratas, Derek Shelton, destacó sobre el apodado 'El Café:

Es un muchacho extremadamente talentoso. El hecho de que ha llegado a los entrenamientos en salud es probablemente lo más importante. Es uno de los jóvenes de quienes más emocionado estoy acerca de su llegada a los entrenamientos debido al talento que posee y a que finalmente está sano”.

La última vez que Polanco pudo decir que estaba en salud, fue uno de los bateadores más productivos de los Bucaneros. El cañonero dejó una línea de bateo de .254/.340/.499 con 23 jonrones, 81 carreras empujadas y 12 bases robadas en 130 juegos en 2018, la mejor temporada a la ofensiva de su carrera. Para ayudar a un lineup que carece de bateadores de poder más allá de Josh Bell, los Piratas necesitarán que Polanco recupere su nivel.

Esta será ya su séptima temporada con los Piratas en la MLB desde que debutó en el 2014 a los 22 años de edad. 

Adam Berry/MLB.com

TE RECOMENDAMOS