MLB

MLB: El home run más largo de la historia fue de unos impresionantes 582 pies

El cuadrangular más largo medido de todos los tiempos no sucedió en MLB, pasó en Triple A 

Por Gabriel Delgado

- 09 de Enero de 2022 - 11:46 hs
MLB: El home run más largo de la historia fue de 582 ft.

MLB: El home run más largo de la historia fue de 582 ft. (AP)

Adelante. Trata de pensarlo. ¿Cuál ha sido el jonrón más largo en la historia del béisbol? ¿Cuál es el primer tablazo que te viene a la mente? Tal vez sea uno del sultán del poder, el rey de los cañonazos. Babe Ruth dio muchos cuadrangulares impresionantes a lo largo de su carrera. Algunos terminaron en estanques de caimanes, mientras que otros superaron múltiples cercas.

¿Qué tal Mickey Mantle? Hay historias de sus estacazos de 600 pies y de cómo hacía del Yankee Stadium su parque de Pequeñas Ligas.

Está el rey del jonrón Barry Bonds, o Adam Dunn atravesando estados con sus batazos. Está el impactante poder del dominicano Wily Mo Peña o Glenallen Hill. ¿Si te decimos que el autor del jonrón más largo jugó bien poco en las Mayores? ¿Y que actualmente trabaja en Maui, Hawái y ni siquiera habla de ello?

Si buscas en Google el cuadrangular más largo que se haya disparado, la búsqueda te lleva a Joey Meyer. El hawaiano dio 18 bambinazos en 156 juegos con los Cerveceros entre 1988 y 1989, pero el cañonero fue una verdadera amenaza en las menores, donde empalmó 135 jonrones en 580 encuentros.

Y en una noche especial, con el fino aire de la altura del del Mile High Stadium de Denver, dio un batazo que cayó en la luna. “No, ni siquiera digo que jugué”, dijo recientemente Meyer con en una entrevista telefónica. Actualmente trabaja como seguridad en un hospital de Maui. “He estado trabajando aquí durante cinco años y no se lo digo a nadie”. 

Todo sucedió el 2 de junio de 1987. Jugaba con los Zephyrs de Denver – filial Triple-A de los Cerveceros – que se enfrentaban a los Bisons de Buffalo en el Mile High Stadium. El enorme estadio de fútbol americano y béisbol tenía capacidad para 70,000 personas, pero apenas había poco más de 1,000 espectadores esa noche.

>

Meyer, de 25 años, venía tronando en las menores. Dio 91 jonrones entre 1984 y 1986, con promedio cerca de .300 e impulsando 100 en un par de ocasiones. Era un prospecto de poder. Según el New York Times, al equipo le costó conseguir una camiseta que se ajustara al torso de Meyer. 

“Cuando los Zephyrs necesitaban un uniforme para Meyer el año pasado, el único disponible estaba en una tienda de regalos dentro de un bar deportivo de Denver”, escribió Dave Anderson. 

El coach de secundaria de Meyer en Honolulu aún habla maravillas de su poder, diciendo que podría venir ahora mismo y seguir conectando cuadrangulares. El inicialista era tratado como Barry Bonds en sus épocas en la escuela, recibiendo boletos con bases llenas. 

La prensa inundó el Mile High Stadium al día siguiente, queriendo hablar con el hombre que llevó la bola a donde nadie lo había hecho. Te das cuenta, por lo modesto y la ligereza de su voz por teléfono, que Meyer estaba aterrado por la atención. Abrumado por su propio poder.

“Al día siguiente había muchos reporteros”, indicó Meyer. “No estás acostumbrado a ver a tantos reporteros con todas sus cosas, ¿sabes? Los micrófonos. Es bien intimidante”. El cuadrangular también tuvo que ser medido oficialmente, así que el equipo llamó a quien ellos pensaron sería el indicado: El ingeniero de la ciudad de Denver, Jerry Tennyson.

El evento ocurrió hace 34 años. Es difícil culpar a Tennyson por no recordar con exactitud cómo llegó al número 582. Al no ser un aficionado de béisbol, dijo que estaba buscando la medida exacta, sin pensar en la historia del cuadrangular. Recordó que un profesor de la Universidad de Denver lo llamó poco después de las mediciones y llegaron a un acuerdo sobre la forma en la que dio con el cálculo.

Matt Monagan/MLB.com

Síguenos en

En esta nota

Gabriel Delgado

Comencé cómo novato en Al Bat a inicios de 2018 y voy por mi tercera temporada cubriendo el beisbol de Grandes Ligas cómo reportero web. Soy aficionado de los Gigantes de San Francisco, defensor número uno de Barry Bonds y detractor de los Dodgers de Los Angeles. Fernando Tatis Jr., Juan Soto y Ronald Acuña son el futuro del beisbol, Mike Trout está sobrevalorado, y los Astros merecían que les quitaran la Serie Mundial por su trampa. Además de beisbol, también disfruto el futbol, americano, basquetbol y casi cualquier otro juego que incluya un balón o una pelota. También soy músico amateur, gamer sin dinero y muy nerdo. Licenciado en periodismo por la Universidad de Guadalajara, egresé en 2017. Nacido en la capital mundial del camarón, Escuinapa, Sinaloa. Viví un tiempo en Australia; sobreviví a las arañas gigantes, a los demonios de tasmania y luche contra un canguro y no morí en el intento.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de MLB

Síguenos