MLB

MLB: Jugadores que destacaron pero no les alcanzó para Salón de la Fama como a sus hermanos

Una lista de los jugadores más destacados pero que no les alcanzó para ser exaltados al Salón de la Fama tal como a sus hermanos

Por Ismael Hernández

- 22 de Enero de 2022 - 10:55 hs
MLB: Jugadores que destacaron pero no les alcanzó para Salón de la Fama como a sus hermanos

MLB: Jugadores que destacaron pero no les alcanzó para Salón de la Fama como a sus hermanos (Twitter Vladimir Guerrero)

El camino a Cooperstown fue cualquier cosa menos derecho para Trevor Hoffman. Primero cambió de posición de torpedero a lanzador y luego sufrió una lesión en el hombro que le obligó a cambiar su repertorio. Pero incluso antes de esos ajustes, Hoffman primero tuvo que convertirse en el mejor jugador de béisbol de su propia familia. Su hermano mayor, Glenn, tomó la ventaja al convertirse en uno de apenas 19,000 hombres que habían jugado en las Grandes Ligas. Entonces, Trevor necesitó hacer algo extremadamente especial para unirse al uno por ciento de los ligamayoristas que están en el Salón de la Fama.

Aunque Glenn Hoffman no alcanzó el nivel histórico de Trevor, sus nueve temporadas como torpedero de Grandes Ligas lo convierten en uno de los hermanos más exitosos de un miembro del Salón de la Fama. Pensando en eso, aquí les dejamos nuestro equipo de nueve hermanos de miembros de Cooperstown, jugadores que podrán ser los segundos en sus propias familias, pero que igual dejaron su propia marca en el juego.

Receptor: Sandy Alomar Jr. (hermano de Roberto Alomar)

Números de por vida: 1,377 juegos, .273/.309/.406, 112 HR, 588 CI

El hijo del segunda base puertorriqueño Sandy Alomar padre arribó a las Mayores después de su hermano menor, Roberto, porque estaba bloqueado por el también boricua Benito Santiago en San Diego. Pero Alomar dejó su huella inmediatamente tras ser cambiado a los Indios con un Guante de Oro, un llamado al Juego de Estrellas y el premio a Novato del Año de la Liga Americana en 1990. Alomar se adueñó por varios años de aquel poderoso club de Cleveland, tocando la cima cuando fue coronado como JMV del Juego de Estrellas frente a sus propios fanáticos en 1997. Luego sirvió como manager interino de Cleveland en el 2012 y sigue siendo coach del club bajo el mando de Terry Francona.

Mención honorífica: Luke Sewell (Joe Sewell)

Primera base: Frank Torre (Joe Torre)

Números de por vida: 714 juegos, .273/.349/.372, 13 HR, 179 CI

Torre fue conocido más por su guante – encabezó dos veces a los inicialistas de la Nacional en porcentaje de fildeo – que por su bate. Pero bateó lo suficiente como para alternarse brevemente con el toletero Joe Adcock en los Bravos durante las dos campañas en las que Milwaukee ganó el banderín en 1957 y 1958, y conectó para .300 durante el triunfo de los Bravos en siete juegos en la Serie Mundial sobre los Yankees en 1957. Torre probablemente tuvo más impacto en el juego tras su retiro como jugador, primero como ejecutivo de Rawlings Sporting Goods y luego con su trabajo caritativo.

Segunda base: Billy Ripken (Cal Ripken Jr.)

Números de por vida: 912 juegos, .247/.294/.318, 20 HR, 229 CI

Mientras su hermano mayor Cal fue definido por su durabilidad, las lesiones desafortunadamente se convirtieron en una constante en la carrera de Billy. Ripken tuvo que luchar por un lugar en el roster a lo largo de sus 12 años en las Mayores, normalmente ganándose el trabajo gracias a su entrega y versatilidad defensiva. Él y Cal se combinaron para hacer casi 300 doble plays mientras custodiaron juntos el medio del cuadro de los Orioles entre 1987 y 1992.

Tercera base: Jim Delahanty (Ed Delahanty)

Números de por vida: 1,186 juegos, .283/.357/.373, 19 HR, 489 CI

Nos estamos basando en la versatilidad de Delahanty para colocarlo en la tercera base, pues al igual que Ripken podía cubrir cualquier rincón del cuadro interior. Uno de cinco hermanos que jugaron en las Mayores, Delahanty integró a ocho equipos distintos durante la Época de la Bola Muerta y fue conocido como un gran compañero en cada parada. Delahanty tuvo su mejor campaña en 1911 con Detroit, bateando .339 con 14 triples.

Torpedero: Glenn Hoffman (Trevor Hoffman)

Números de por vida: 766 juegos, .242/.291/.331, 23 HR, 210 CI

Una serie de lesiones – incluyendo problemas en el corazón – probablemente evitaron que Hoffman alcanzara todo su potencial, pero los fanáticos de los Medias Rojas de cierta edad seguramente recuerdan a Hoffman patrullando el campo corto y la tercera base durante los años 80. Hoffman comenzó su carrera como coach con los Dodgers en 1991 y fue manager interino de Los Ángeles por media temporada en 1998. Fue coach de tercera de los Padres durante las últimas tres campañas de Trevor en San Diego y mantuvo ese mismo cargo por 12 años más.

Jardinero izquierdo: Tommie Aaron (Hank Aaron)

Números de por vida: 437 juegos, .229/.292/.327, 13 HR, 94 CI

Los fanáticos probablemente conocen a Tommie Aaron como la mitad de la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cuál pareja de hermanos se combinaron para conectar más jonrones en la Gran Carpa? Pero Tommie y su hermano mayor Hank también fueron los primeros hermanos en compartir el terreno como compañeros de equipo en un partido de Serie de Campeonato cuando los Bravos se midieron con los Mets en 1969. Tommie Aaron dejó su huella en las menores, siendo JMV de la Liga Internacional antes de trabajar como manager y coach en el sistema de los Bravos tras su retiro.

Jardinero central: Dom DiMaggio (Joe DiMaggio)

Números de por vida: 1,399 juegos, .298/.383/.419, 87 HR, 618 CI

DiMaggio se queda fácilmente con el tercer puesto de nuestro lineup hipotético, gracias a un bate que se las podía más que arreglar bajo la sombra de Joe, su hermano mayor e ídolo de los Yankees, y Ted Williams, su compañero de equipo en los Medias Rojas. DiMaggio fue siete veces al Juego de Estrellas, tuvo una racha de 34 juegos dando hit en 1949 y está ubicado entre los mejores de los Patirrojos en distintas categorías ofensivas. Sólo cuatro bateadores dieron más hits que DiMaggio entre 1940 y 1952, y el escritor David Halberstram se refirió a DiMaggio como el jugador más subestimado de su época en el famoso libro “The Summer of '49”.

Mención honorífica: Vince DiMaggio

Jardinero derecho: Wilton Guerrero (Vladimir Guerrero)

Números de por vida: 678 juegos, .282/.308/.369, 11 HR, 127 CI

El dominicano y su hermano mejor, Vladimir, compartieron dos estadías distintas en Montreal y en cuatro ocasiones conectaron cuadrangulares en el mismo partido. Se trata de algo bien llamativo, considerando que Wilton disparó sólo seis vuelacercas de por vida con los Expos. Aunque Guerrero disputó más de la mitad de sus compromisos en la segunda base, su versatilidad (inició duelos en seis posiciones diferentes en las Grandes Ligas) lo ayudó a ganarse un sitio.

Bateador emergente: Chris Gwynn (Tony Gwynn)

Números de por vida: 599 juegos, .261/.308/.369, 17 HR, 118 CI

Gwynn no era el mismo bateador que su hermano mayor Tony (pocos en la historia no fueron), pero le puso fin a su carrera con memorable turno como emergente. En el último día de la temporada de 1996, Gwynn salió de la banca en la parte alta del 11mo inning y conectó un doble de dos carreras para ayudar a los Padres a doblegar a los Dodgers y ganar la División Oeste de la Nacional.

Lanzador: Jim Perry (Gaylord Perry)

Números de por vida: 215-174, EFE de 3.45, 1,576 K, 109 juegos completos

El puesto del lanzador fue, por mucho, el puesto más competitivo de nuestro roster, pero el hermano mayor de Gaylord Perry, Jim, se quedó con la distinción sobre el hermano menor de Phil Niekro, Joe. Si bien Perry no fue un lanzador de Salón de la Fama, ganó al menos 18 juegos en tres ocasiones, fue tres veces al Juego de Estrellas y se llevó el Premio Cy Young de la Americana en 1970 tras tener récord de 24-12 con efectividad de 3.04 por los Mellizos.

Mención honorífica: Ken Brett, Harry Coveleski, Daffy Dean, Wes Ferrell, Mike Maddux, Ramon Martínez, Joe Niekro, Will White.

Matt Kelly/MLB.com

Síguenos en

En esta nota

Ismael Hernández

Desde niño, siempre he sido un fiel apasionado por el béisbol y otros deportes, como: el futbol, americano, boxeo y basquetbol. Mis equipos favoritos de MLB son Dodgers y Red Sox. Mi gran sueño es algún día asistir a un juego en el mítico Fenway Park.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de MLB

Síguenos