Comentarios

Bumgarner le responde a Puig luego de que le conectara jonrón y le hiciera bat flip

La vieja rivalidad entre ambos peloteros vuelve a resurgir

Bumgarner le responde a Puig luego de que le conectara jonrón y le hiciera bat flip

Bumgarner le responde a Puig luego de que le conectara jonrón y le hiciera bat flip | AP

El cubano Yasiel Puig ya no es integrante de los Dodgers, pero vestir otro uniforme no ha cambiado nada en su enemistad con el as de los Gigantes, Madison Bumgarner.

El zurdo tuvo una astuta evaluación después de que Puig le sacudió un cuadrangular en la sexta entrada del partido del domingo entre los Rojos y San Francisco.

“Aprende rápido”, dijo Bumgarner. “Solamente pasaron siete años para que descifrara cómo batear esa recta pegada”.

Bumgarner y Puig han tenido varios choques durante los últimos años, que en algunas ocasiones fue la leña para la candente rivalidad entre los Gigantes y los Dodgers. Las hostilidades comenzaron durante la campaña del 2014, cuando Bumgarner se molestó con el tiro de bate y el lento recorrido por las bases de Puig tras un jonrón conectado frente al zurdo. Más adelante en la misma campaña, Bumgarner golpeó a Puig con un lanzamiento, provocando que se vaciaran las bancas en el Dodger Stadium.

Tuvieron otro altercado en el 2016 después de que Puig tratara de llegar a la primera base tras un roletazo que fildeó el mismo Bumgarner. Luego de completarse el out, el serpentinero y el guardabosque intercambiaron intensas miradas, con Bumgarner aparentemente diciendo, “No me mires”. Otra trifulca se desató y después de eso, los Dodgers le encontraron el lado cómico al incidente y vistieron camisetas con esa misma frase.

Puig se ha enfrentado a Bumgarner más que a cualquier otro lanzador en su carrera, bateando .224 en 49 turnos. El jardinero disfrutó su buen momento contra Bumgarner el domingo, sellando su vuelacercas con un ‘bat flip’ y señalando hacia la cueva de los Rojos antes de correr las bases. Todo el fin de semana fue abucheado por los espectadores en el Oracle Park de San Francisco, pero el toletero dijo que no le afectó la fría bienvenida.

“Me encanta jugar contra todos los equipos de las Grandes Ligas, pero cuando llego a jugar contra los Gigantes en San Francisco, pienso que es una bendición cuando la gente me abuchea. Es una oportunidad de esforzarme más que en cualquier otro estadio porque la gente me está abucheando”, declaró Puig. “Ese es el motivo por el que he tenido un poco de éxito cuando juego contra los Gigantes aquí en San Francisco”.

En 45 partidos como visitante ante los Gigantes, Puig lleva una línea ofensiva de .299/.361/.477 con cinco jonrones.

Maria Guardado/MLB.com

TE RECOMENDAMOS