Comentarios

Manny Ramírez revela el secreto que lo convirtió en uno de los bateadores más temidos de MLB

Los sacrificios que pocos sabían que Manny hizo durante su etapa de ligamayorista

Hace nueve años Manny Ramírez jugó su último partido en Grandes Ligas. Si usted amable lector fue fan del dominicano, seguramente recuerda todos esos logros que que obtuvo durante las 19 temporadas que vio acción en el mejor béisbol del mundo.

Pero, 555 jonrones, 1,831 carreras producidas y un promedio de .312 de por vida combinados principalmente entre Indios, Red Sox y Dodgers, no aparecieron de la nada o por arte de magia, para lograrlo, Manny tuvo que trabajar muy duro, hacer grandes sacrificios que, añadiéndole esa habilidad nata para jugar pelota y ese instinto asesino en la caja de bateo, lo llevaron a convertirlo en uno de los bateadores más temidos en la historia de la MLB.

En entrevista con el famoso periodista quisqueyano Yancen Pujols a través de sus ya habituales lives por Instagram, Manny Ramírez confesó cuál era su rutina diaria de preparación desde que despertaba y hasta que el umpire cantara el “playball”.

Cuando el juego era a las 7:00 pm yo llegaba a Fenway a las 10:00 am y trabajaba de media hora a 45 minutos; regresaba a mi casa, un buen desayuno, descansaba, después un buen lonche. 

Manny aseguró ser el primero en llegar al estadio en un día de juego en el Fenway Park de los Red Sox, de hecho, lo hacía con cinco horas de anticipación antes de que el partido diera inicio.

A las 2:00 pm yo regresaba al play. Cuando todos los muchachos llegaban yo ya había corrido, ya había trabajado en el leftfield, ya estaba preparado para el juego, ya había visto todos mis videos, todos los pitchers.

Cuando el periodista le cuestionó que si por qué tanta dedicación en el juego, el 12 veces participante en el Juego de Estrellas y ganador de dos anillos de Serie Mundial, siendo en una de ellas el MVP, fue contundente y a la vez romántico en su respuesta.

Fue por mi amor al juego. Tu sabes que nosotros los dominicanos amamos la pelota y nos entregamos al cien por ciento.

TE RECOMENDAMOS