Comentarios

Pelotero que se fue de 7-7 con seis jonrones en un juego de NCAA

Increíble pero cierto y sucedió en EUA a finales del siglo 20 

Marshall McDougall.

Marshall McDougall. | Archivo.

Solamente 18 peloteros en la MLB han pegado cuatro jonrones en un mismo juego. Ninguno de ellos ha sido en los últimos dos años. Ahora, ¿se imaginan a un bateador que haya conectado seis cuadrangulares en un cotejo?.

Sucedió hace 21 años, pero no en Grandes Ligas cuando el entonces jovenazo Marshall McDougall se voló la barda en media docena de ocasiones en un mismo partido de la NCAA.

McDougall, que bateaba y lanzaba con la mano derecha, jugó béisbol universitario para los Seminoles de la Universidad Estatal de Florida (1999–2000), donde estuvo bajo el entrenador en jefe Mike Martin y fue el primer equipo de consenso All-American en 1999.

En ese mismo año, fue finalista del Premio Golden Spikes y del Trofeo Dick Howser. Fue nombrado el jugador más destacado en la Serie Mundial Universitaria de 1999.

Quizás siempre sea más famoso por su actuación el 9 de mayo de 1999, donde, contra los Terrapins de la Universidad de Maryland, su show de 7 por 7 en el plato con 6 jonrones, 16 carreras impulsadas y 25 bases totales destrozó los records de un juego sencillo en cualquiera de las tres categorías de la NCAA. Después de la temporada de 1999, jugó béisbol universitario de verano con los Harwich Mariners, de la Cape Cod Baseball League.

En ese entonces, Marsahll tenía apenas 20 años de edad y con su actuación llamó la atención de muchos scouts de MLB. 

No por nada previo a esos seis jonrones en un juego, tres clubes intentaron firmarlo, pero él no firmó; los Medias Blancas en 1996, los Yankees en el 97 y Boston en el 99 le ofrecieron contrato para Grandes Ligas y él los bateó.

Fue hasta el cuarto intento en el año 2000 que aceptó estampar su rúbrica con los Atléticos de Oakland. Sin embargo, no fue con ellos con quien debutó en la MLB, sino con Texas en el 2005, donde se tomó su tacita de café sólo esa temporada.

No pudo conectar un sólo jonrón en la Gran Carpa, donde se despidió con números de .167 (18-3) en 18 juegos con un doblete, sin remolcada y 10 ponches.

Intentó volver a las GL de 2006 a 2008, pero no pudo. Se refugió en la Liga Mexicana del Pacífico (Guasave, Hermosillo, Los Mochis y Mazatlán) y en la Liga Mexicana de Beisbol (Reynosa).

Hasta jugó en China y en Ligas Independientes de EUA. Se retiró en el 2012 a sus 33 años. 

Será muy difícil que alguien iguale ese récord de seis jonrones en un juego, no sólo en la NCAA, sino en cualquier liga profesional. 

TE RECOMENDAMOS